ANÓNIMO EN OCTAVO CERCO: LAS NUEVAS ENTRETELAS DE LA INFAMIA…


Andando por los Blogs, me detuve en OCTAVO CERCO, de nuestra intransigente Claudia Cadela, y luego de leer el interesante texto, escrito por Claudio Fuentes Madam, sobre las horrendas e inexplicables acciones que tuvieron lugar en torno a la figura de Reinaldo Escobar (a quien ya todos conocemos, no sólo por su desenvolvimiento en la escena cubana anticastrista, sino también por ser el compañero sentimental de la bloguera Yoanis Sánchez), además descubro un comentario anónimo, que es menester pongamos en la mira de nuestros lectores, por cuanto pone en tela de juicio supuestos enredijos y artimañas, en donde siempre está “la mano de la CIA”, y ahora, por consiguiente, la de Carlos Alberto Montaner, en una doble intención velada de oponerlos, en medio de un triple discurso demagógico, que busca desorientarnos en este verdadero cauce ideológico que, sin dudas, esta vez sí nos llevará a la libertad total de nuestra Cuba.

Este post llega dedicado, única y exclusivamente, a que nos detengamos en la falacia detallada de cómo nos quieren inocular la distorcionada historia que, aunque no conocemos totalmente, nunca será del modo en que la hilvanan a conveniencia de alertarnos y-o aturdirnos. En otro momento ofreceré mis opiniones al respecto, aunque espero impaciente los próximos capítulos del anónimo, que tan “civilmente” nos está ilustrando al respecto.

 

QUIEN ESTÁ DETRAS DE JOANI Y CLAUDIA

Según se conoce, la justicia española recibirá en los próximos días evidencias de que Montaner conocía que el jesuita Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad Central Centroamericana, sería asesinado por un escuadrón de la muerte del ejército salvadoreño. La conspiración involucra al Departamento de Estado de los Estados Unidos, la CIA y los antiguos servicios de inteligencia españoles -la desaparecida CESID. Lo que parecía una misión “suave” para el “intelectual”, comenzaba a revelar otros matices.

Yoani Sánchez y la familia Montaner

Testigos que prefieren mantener el anonimato aseguran que cierto día de finales de 2003 en España se vio al ex oficial de la escuela de marines y agente CIA, ya con su enchapado de “intelectual” madrileño, reunirse con Yoani Sánchez. Fue un encuentro “familiar”, cuyo secreto pudo poner en peligro, quizás sin saberlo, Gina, la hija de Montaner, al comentar en un artículo que cuando la bloguera habla le tiembla una sombra de vello en el labio superior.

Pero la operación estaba bien pensada, organizada detalle a detalle, y para ello el grupo Prisa sería la rampa de lanzamiento. Por aquellos días españoles la acompañaba Reinaldo Escobar, su esposo. De sus andanzas por Madrid no hablaré en esta serie, y tampoco de oscuras historias de un aparente color rosa con camuflaje alemán y envolturas de euros.

Lo propuesto por Montaner era un ventajoso arreglo: regresar a Cuba, donde podría vivir holgadamente, a cambio de abrir espacios contrarrevolucionarios que sirvieran de supuesta cabeza de playa contra Cuba, utilizando para ello un par de publicaciones digitales.

Lo aprendido de manera gratuita y bien impartido durante su carrera de Filología, cursada en la Universidad de La Habana, así como su vocación conocida por la escritura, servirían de herramientas, pero sobre todo el entrenamiento en aspectos de informática, refinados en Suiza y España.

24 de noviembre de 2009 13:12

Anónimo dijo…

QUIEN ESTÁ DETRAS DE JOANI, CLAUDIA, REINALDO… sigue:

Le avalaba además, compartir tal responsabilidad con su esposo, un mediocre redactor, Reinaldo Escobar, quien, con el mismo entusiasmo con que había alabado sin mesura en Juventud Rebelde -periódico del que era empleado-, los logros del quehacer revolucionario, había dado el salto sin pértiga de todo mercenario y exhibía por entonces, meneando la cola ante embajadas europeas, su cartelito de periodista disidente.

Yoani Sánchez no se lo pensó demasiado. Con prisa, aceptó el trato y comenzó a trabajar. Primero en Desdecuba.com, y unos años después con Generación Y, entonces una bitácora más de las cerca de 900 que en el mundo se proponían por aquel tiempo abordar el tema Cuba.

Del irrelevante nacimiento olían mal las posibilidades tecnológicas que le acompañaban: 60 veces el ancho de banda de Cuba completa para todos sus usuarios de Internet, traducción a 18 idiomas, y un hosting –el mismo de Desdecuba.com- radicado en Alemania –ahora seguro se entiende mejor el por qué del disfraz germano, peluca incluida-. Josef Biechele, de quien la bloguera seguro puede aportar bastantes detalles, ha corrido con la subvención de ese portal, alojado en un servidor de la empresa Cronon AG Regensburg, una sucursal de la compañía alemana Strato.

Aunque pasaba inadvertido en sus comienzos, para un internauta avezado no podían ser datos irrelevantes las enormes facilidades tecnológicas en que se apoyaba el mencionado sitio: un servidor con conexiones externas de 2 x 20 Gbit / s, entre otras posibilidades que sólo clientes exclusivos pueden disponer de esos “beneficios”

Y cuando totalmente se despinta el “heroico y en solitario” trabajo de la “desvalida” Sánchez es al conocer que el registro de dominio de su blog fue hecho a través de GoDaddy, precisamente, casualmente, la compañía donde suelen registrarse los sitios que el Pentágono utiliza para la ciberguerra.

Prisa, el emporio mediático que mueve todos estos hilos desde el retablo anclado en Washington, lo tenía todo bien pensado. Al punto, que hasta la foto que identificó a la autora del blog en la revista Time, implicó un minucioso laboreo de marketing y publicidad. Fue una fotógrafa de ese medio la encargada de organizar varias sesiones para, maquillaje y luces mediante, crear esa imagen pálida y sufrida que pretendió erigirse en el nuevo rostro de la contrarrevolución cubana. (continuará)

Pensaba cerrar dicha intervención con un texto que estoy terminando sobre el tema, pero preferí promocionar y dar cobertura a un excelente poema que, igualmente, andando por los blogs, encontré en el de Orlando Luis Pardo. Para oponerlo a lo anterior, concienzudamente, aquí se los dejo, en pleno regocijo de haberlo encontrado:

REVOLUCIÓN ES DECONSTRUIR
Orlando Luis Pardo Lazo

Morir en invierno.
Las fachadas pudriéndose bajo los bombardeos y tú cantando, tan contento.
La vida se acaba hoy.
Por fin un fin a esta fiesta innombrable devenida fiasco numérico.
Todo es hermoso.
Pocos cubanos tendrán la suerte de fotografiar la coda de Cuba desde sus intestinos.
El Apocalipsis según La Habana, se entiende: el resto de la nación será apenas un mustio pasto marcial usado como escenario, tramoya tétrica.
Mentir en invierno.
Maullar atrocidades.
Las cloacas pariendo fetos con uniformes bajo los flashes famélicos de una Gran Mancha de estudiantes importados desde la China Popular.
Pupila insomne de penecillos mínimos de nuevos Maos.
Nanofalia hi-tech oriental.
Caligramas calcinados.
La vida comienza hoy.
Todo es horrendo.
Buses. Calor. Mierda de hojarasca otoñal.
No parece noviembre.
Todos buscan a todos todavía.
Enamorados de utilería, extras de una cinematografía que nunca nos iluminó.
Fresas falsas y chocolate clueco.
Ciudad, cálmate y cálmanos.
No nos dejes caer en la tentación de una guerrita incivil.
Combate ante todo a tu impropia combatividad.
Conducta impostada.
Sosiégate bajo el sol.
No te salves ni simules salvarnos, pero al menos cambia tu peor plomo por proyectiles de salva.
Nadie se va a morir, menos ahora.
Todo es salvaje.
Todo es santo.
Pocos cubanos obtendrán el milagro de sobremorir a un don llamado La Habana, virtud virtual que siempre nos vituperó.
No me entiendas.
Ni siquiera yo mismo me entiendo.
Mejor extiéndete sobre mí, los brazos abiertos en cruz, como un cadáver exquisito de la post-patria.
Enrédate en mi prosa prístina y póstuma a la par.
Soy único y universal: no tuve orígenes ni tampoco el tedio de un destino trascendental.
Te amé, siendo tu antípoda.
Tanteo estas emancipaciones escritas como aguinaldo de fin de mes, año y década.
Bonus-track de la barbarie y la traición.
Ya estamos en el XXI.
Esto no debió ser posible.
Esto no ha de ser del todo real.
La vida devino guiñol de títeres sin titiriteros.
Nos vamos a hacer mucho daño, puedo leerlo en la pantomima mínima de tus labios.
Las cuadras están solas.
Las cuerdas están flojas.
La cordura está roja de una ira irracional.
Cuba está rota y sin consuelo.
Habana, muérete antes de mutar en verdugo.
Habana, calla y cómete tu crisis antes de trocarte en una ciudad criminal.
Habana: léeme, madre, y deslíeme demoníacamente en tu angélico horror.
Renacer en invierno.
Las columnas barruecas y la falta de fe.
No parece la vida, pero lo debió ser.
Cuba continúa, incluso descontinuada.
Esclusas de un canal tupido hacia la Utopía.
Cuba persiste perversamente en paz.
Cuba, arrepiénteme a priori por ti y por mí.
Se nos acaba el siglo XXI y todavía no lo habitamos.
Se nos agota el tiempo del planeta y aún no lo protagonizamos.
Cuidad, cuídate.
A mí no, a ti.
Ciudad de cinismo clínico.
Paraíso parapolicial, no te parapetes patéticamente en esta pared de palabras.
Habana con hache muda y mendaz.
Urbe mendiga, ubre mentecata de proteínas cortadas.
Coartada coagulada.
No confundas, ciudad cianótica, este aullido funerario con otra tonta canción de amor.

Son simples blogueros, y notamos que ya les temen. El interés en desvirturar el verdadero sentido y labor de estas nuevas figuras de la resistencia interna cubana, en contra del castrismo, puedo comprenderlo perfectamente, pero lo que me parece increible es que se pierdan en los mismos vericuetos que siempre han armado y confabulado para otras figuras anteriores, como si el doble discurso ya estuviera agotado o extinto, razón por la cual nos están demostrando que se encuentran contundentemente derrotados, y por eso han estado acudiendo, en su desesperación, a conductas obsoletas como los mítines de repudio, estilo los ochenta, u otras actitudes por el estilo.

Sólo puedo adelantar que el tiempo de nuestra libertad lo siento cerca, como un gran concierto, ya visualizado por Margarita García Alonso, Luis Alberto, Raquel, Aguaya, y muchos otros, como estos hermanos blogueros de adentro de la Isla. No es ya grito remoto, sino un papalote firme y airoso, que ya revolotea entre nosotros.

JOSÁN CABALLERO

24 de noviembre del 2009.

Anuncios

36 comentarios to “ANÓNIMO EN OCTAVO CERCO: LAS NUEVAS ENTRETELAS DE LA INFAMIA…”

  1. Josán, hermano, es curioso ver cómo estamos en la misma cuerda. Buscaba yo este tipo de cosas, pues ando desconcertado con ciertos silencios y disimulados “actos de repudio” virtuales, que sigo con paciencia, hasta ver si estoy equivocado o lamentablemente en lo cierto. Esto que has encontrado y publicado es lo más burdo, pero, hay cosas más tristes que se cocinan lentamente. Yo tengo paciencia y fe en que es un error de apreciación mía, pero en unos días seguramente todo estará claro.
    Qué bueno que estás al tanto y que pones luz en la infamia y la denuncias.
    Te sigo con mucha esperanza.
    Rubén AM.

    Me gusta

    • Gracias, Rubén, por lo que me dices, y tenemos que estar alertas, ya que se tejen, contradictoriamente, muchos subterfugios alrededor de quienes tienen luz. Lo importante es que aún cabalgan, junto a nosotros, o distantes, pero haciendo, y eso nadie lo puede desmembrar ni silenciar. Tu blog igualmente es un gran papalote de esperanza para mí, y me encanta haberte hallado entre tanta hojarasca bloguera. Un abrazo y saludos, Josán Caballero.

      Me gusta

  2. Clara Medina Says:

    Una buena forma de condenar los atropellos y la desinformación en que nos tienen sumidos por muchos lados. Saludos, Josán, estás haciendo una gran labor, muchos te la agradecemos. Hola, aquí Clara Medina.

    Me gusta

  3. La Finca de Sosa Says:

    Breve tratado sobre las armas del castrismo

    Ellos hubieran querido usar otro procedimiento, algo más enérgico y punitivo, en vez de limitarse a mugir, agitar los puños y torcer los rostros. El instinto bestial no se satisface con tantas limitaciones, pero las órdenes eran precisas: los corresponsales extranjeros no pueden fotografiar verdugones. La prohibición de los golpes es algo coyuntural, temporal, debido al escándalo reciente en torno a Yoani Sánchez, que mostró fotos para contradecir al personal médico que la atendió. Los golpes son el alma del acto de repudio, y ellos no van a renunciar a tanta expresividad. Ya pronto los veremos resurgir, en el cuerpo de alguien que no se pueda defender.

    Lo único que ha cambiado, con relación al terror de 1980, es la ausencia de huevos y tomates. Aquellos tiempos del huevo a 8 centavos son apenas un recuerdo en las mentes de este rebaño joven. A lo más que pueden aspirar estos muertos de hambre de hoy es a salcochar sus antiguos proyectiles, si es que los consiguen. Freírlos constituye todo un lujo.

    La chusma tiene ahora que pagar los proyectiles a sobreprecio, y tragárselos acompañados del otrora arroz nupcial, porque el menú guerrillero sigue reduciéndose, sin opciones de lanzarlo contra el enemigo. Justicia avícola, para decirlo de alguna manera.

    Me gusta

  4. Josán Caballero Says:

    Tu ironía a ras de hiel es otra buena arma para este otro lado del mal, Manuel, la verdad que la usas ante el cinismo desmedido de nuestra contrapartida castrista. Y claro que los jóvenes y las granjas no tienen asegurado el abastecimiento de antes. Excelente texto, a la medida de la situación deprimente que hoy les toca a las nuevas generaciones entregadas a defender lo indefendible, pero aunque nos hagan caso omiso o nos critiquen, seguro que no estarán muy contentos, aunque vociferen con los puños en alto, pero con el estómago pegado al espinazo, y la lengua cayéndose enredada, por la falta de aire libre, y el poquito para consumir entre todos. Qué triste venganza e ironía la de estos hijos de Cronos, amigo Sosa. Saludos y un abrazo, Josán Caballero.

    10:34 PM.

    Me gusta

  5. El castrismo es tan bajo y tan ruin que siempre quiere desvirtuar y difamar a sus opositores.
    Dada la falta absoluta de argumentos para defender o justificar a la tiranía, lo único que hacen es preparar, mediante la infamia, un zarpaso.

    Me gusta

  6. Generación Y Says:

    Cuando llueve

    No ha salido el sol en todo el día y a cada rato un aguacero nos obliga a meternos en algún portal o quedarnos en casa. Se podría pensar que en un país tropical la vida se organiza teniendo en cuenta el clima y que junto a la ropa ligera tenemos siempre a mano sombrillas y capas de agua. Pero no es así. Las filtraciones de los techos son comunes, especialmente en las construcciones de los últimos cincuenta años; viviendas, oficinas, escuelas y hospitales, incluso almacenes de mercancías sufren repetidas pérdidas a consecuencia de ellas. Los derrumbes, por su parte, que ya constituyen una tipicidad en el paisaje urbano, no son producto de bombardeos del imperialismo, sino provocados precisamente por la dificultad para adquirir materiales constructivos e impermeabilizantes.

    “No pude ir porque estaba lloviendo” es la disculpa más común de la temporada. No asistir o llegar tarde, lo mismo al trabajo que a una cita amorosa, están socialmente aceptados cuando esgrimimos el contundente argumento. Pero no siempre se trata de un falso pretexto, pues si la calle donde vivimos tiene las alcantarillas tupidas, el riesgo de caer en los numerosos baches –cubiertos por el agua– es ciertamente posible.

    Muchas veces hemos visto en filmes extranjeros la escena de una multitud bajo la lluvia. Nos impresiona la imagen de esa nube de paraguas que se extiende a lo largo de una avenida o a todo lo ancho de las gradas de un estadio. Inevitablemente comparamos esas escenas con la típica estampa de nuestras calles en medio de un chaparrón: bolsas de nylon usadas como gorro, el periódico Granma o un trozo de cartón intentando cubrir la cabeza; personas mayores aguardando bajo los balcones o apelotonadas en una parada de ómnibus. La alegría casi siempre la aportan los jóvenes que desafían el temporal, corriendo empapados y surfeando sobre lo primero que se encuentran, una tabla o la vieja goma de un auto, agarrados a la defensa de un camión.

    Son días para preguntarse cuándo tener una capa de agua –sin huecos y a la medida– dejará de ser un sueño irrealizable para tantos, cuándo la ciudad no colapsará por un simple chubasco que cae sobre el trópico.

    Me gusta

  7. Josán Caballero Says:

    Mensaje 343 y 349 en Generación Y…
    Muy buen pretexto para criticar donde más le duele al régimen castrista, por su ineptitud social y económica de siempre, pero Yoanis, por favor, revisa lo de “producto de”, que está mal escrito, debe ser “a causa de”, “ocasionado por”, “resultado de”, o no recuerdas aquel “memorable” discurso del Coma Andante, en donde utilizó la gran disparatada de los “productos de”, que demostraron su falta de actualización con las normas de la Real Academia de la Lengua Castellana? Gracias por tus post, siempre memorables de algún modo. Saludos y abrazos, Josán Caballero.

    Me gusta

  8. Hay que preguntar cuánto dinero le dio el Grupo Prisa, a los segurosos de la Aduana, para que dejaran regresar a Yoani y no la regresaran a Alemania.

    Me gusta

  9. Heriberto Hernández Says:

    En La Finca de Sosa…
    Josán Caballero está muy burocrático. Comenta en original y dos copias.
    En cuanto al acatamiento por el gobierno cubano de los “tratados de reducción de armas” en los recientes actos de repudio, no se debe a una especial concientización con la necesidad de un proceso de “desarme”, amigo Sosa. Consideraron la posibilidad de repartirles huevos y tomates como parte del “modulo básico del repudiante” (sándwich y vaso de refresco instantáneo) que se distribuyó en el ómnibus que los trasladó al sitio de “la misión”, pero desistieron ante los claros indicios de que serían conservados con celo para ulteriores acciones. El evitar que se dañaran tan preciados “armas” podría, además, hacer que algunos no se arriesgaran a arremeter contra “el objetivo” con la saña y alevosía que precisaba el caso, poniendo en riesgo el cumplimiento de “la misión”. Cosas de estrategia revolucionaria.

    Me gusta

  10. Josán Caballero Says:

    Nunca he sido burócrata, Heriberto, ni de cofradías como algunos. Si te das cuenta, ha sido un anónimo quien agregó las copias, pero al menos ya te atreves a mencionar mi nombre aunque sea, pues ni cuando comento en tu espacio, aventuras alguna palabra al respecto. Te saludo como siempre, con respeto y pleitesía, pues te aprecio aunque crea en verdad que no existe la misma cercanía.

    Me gusta

  11. Heriberto Hernández Says:

    Estimado José Antonio, se que la costumbre de ofender y reducir que prima en algunos sitios propicia reacciones sobredimencionadas. La verdad es que pensé que por equivocación habías puesto el comentario tres veces y te estaba molestando, apelando a tu proverbial sentido del humor. No hay dolo, y si el respeto de siempre. Agradezco a todos los que van por mi blog y más a ti que eres un viejo amigo. Saludos.

    Me gusta

  12. Josan si puso el comentarios suyo varias veces, por lo minimo fueron las dos primeras.

    Me gusta

  13. Josan es de lo mejor de la blogosfera, que carajo, si hay que decirlo hay que decirlo, basta de hipocresia…

    Me gusta

  14. Gracias, Heriberto, ya me parecía contradictorio, pero eran tus palabras…Y como era de esperar, ya están haciendo mofa de nuestros comentarios en otros blogs, para lo que me importa. Saludos y Feliz día de Acción de Gracias, Josán.

    Me gusta

  15. El Fogonero Says:

    Al repudio corred

    Enrique Ubieta Gómez no rehuye el debate, pero si alguien se le acerca con una idea diferente a la suya, es probable que, en lugar del inefable director de La Calle del Medio, se encuentre con un acto de repudio. Ya es sabido que en Cuba todas las calles, incluyendo la revista, son de los “revolucionarios”. Para volver a justificar esa práctica fascista, Ubieta ha escrito un post en su blog La Isla Desconocida.

    No lo dice en ningún momento, pero es obvio que se refiera a las golpizas propinadas a Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar. Ese es el pie forzado de “Diálogo, debate, confrontación. Para una delimitación de fronteras”. El título (tan ochentero y tan decadente como Ubieta mismo) y la mayoría de los párrafos no dicen nada nuevo y casi nada de relevancia (se citan en extenso un par de trabalenguas de Fidel). El texto fuera del todo irrelevante de no ser por la última línea: “Los revolucionarios sabemos debatir, y combatir”.

    Sin argumentos, pero con mucha convicción (al menos eso quiero creerle), Ubieta legitima el derecho del gobierno cubano a organizar turbas para doblegar a palos a los que la adversan. Más abajo, Ubieta responde un comentario de un lector y es aún más contundente: “los que quieren destruir la Revolución no vienen a discutir, le hacen el juego a los medios para imponer una matriz de opinión que favorezca sus conclusiones prefabricadas. Y entonces no valen las palabras”.

    Sólo algo me preocupa. Justo antes de su amenaza de combate, el director de La Calle del Medio advierte que “los cientos de miles de cubanos que la defendemos (a la dictadura) estaremos allí para gritar “viva Fidel” y “viva el socialismo”. En Cuba, solo dentro de Cuba, hay actualmente 11 millones de cubanos. Si Ubieta advierte que los revolucionarios ya solo se cuentan por miles, no van a dar abasto para tanto repudio.

    Me gusta

  16. Camilo Venegas Says:

    Mañana mismo, Ubieta

    Sí, en efecto, Enrique Ubieta vive en una isla desconocida. Al menos eso deja entrever en su réplica a mi post anterior, algo que escribí con indignación (por la desfachatez con la que el director de La Calle del Medio reivindica las turbas y los actos de repudio) y no, como él supone, con la idea de refutarlo. Sin embargo, no puedo admitir que me declare su enemigo, ni siquiera en términos políticos. Por más que quiera, él no puede encarnar al régimen, su actitud lacaya no le alcanza para representarlo.
    Enrique Ubieta defiende sin capa y con espada a una dictadura que ha sumido a Cuba en la miseria económica y moral, convirtiendo a la nación cubana en una paupérrima isla a la deriva y sin futuro. Yo, quiero un país plural, con todos y para el bien de todos, donde cada cubano tenga derecho a decir lo que piensa y a participar en el futuro de su patria con entera libertad.

    Enrique Ubieta presume que “en Cuba existe una Revolución, porque existe un pueblo revolucionario”. Yo, creo que la revolución (así, con minúsculas) no se atreve a preguntarle a los cubanos qué piensan de ella y por eso ha preferido mantenerlos en el oprobio sumidos. Ubieta habla en nombre de un pueblo sin otro sustento que no sea el de una infame maquinaria propagandística. Yo apenas hablo por mí y siempre le agradeceré a República Dominicana el haberme devuelto eso.

    Pero el hecho de que permanezca aquí no quiere decir que esté huyendo o trate de refugiarme. En eso se equivoca Ubieta y por eso cae en la cobardía de afirmar que soy “el fogonero de un tren que ya marcha muy lejos, tan lejos, que él apenas recuerda la vieja estación del pueblo”. Él sabe que yo, como cientos de miles de cubanos (y ese estimado si no es exagerado), estamos privados del derecho de poder regresar a nuestra patria.

    Que me dejen volver, Ubieta, y así me puedes decir esas cosas de frente, en mi cara. Ahora, por favor, ten tú el valor que no tuvo el agente Rodney. No quiero comparsas ni tropeles “espontáneos”. Esto es contigo. Si me dejan, mañana mismo.

    Me gusta

  17. Una Profesora Universitaria, desde La Habana Says:

    Ubieta, no solo aplaudo la intervención de la persona que les pide PRUEBAS de que Yoani es una mercenaria pagada para que escriba mentiras contra Cuba, los exhorto a que DIGAN que una sola de las cosas que dice Yoani sobre nuestra sociedad y sistema social es mentira, y para eso deben publicar en los medios cubanos también los artículos de ella, sin la “interpretación” maliciosa de ustedes que son muy manipuladores…y entonces veremos quién goza de simpatía en este país.
    El pueblo sabrá elegir a sus periodistas y ustedes quedarán eliminados del ciberespacio y del poder…un día no muy lejano.
    Solo hay que conocer un poco mejor la vida social y privada de cada uno de los que se dedica a escribir y perseguir a Yoani (como si en este país no hubiera otra cosa más provechosa que hacer!) ¿Por qué les duele lo que escribe la muchacha? Porque los desplaza, pienso yo, con un verbo sencillo, transparente, real, cotidiano… porque escribe verdad, que la gente quiere oír.
    Da asco el periodismo que hacen ustedes para defender la revolución, casi es mejor que no la defiendan porque cada día la desprestigian más… No tiene el basamento de la doctrina socialista esta calamidad de periodismo que hacen ustedes.
    Igual saben que la gran mayoría de la población cubana piensa igual que Yoani, por eso no la publican en los diarios, y la agreden, y la envidian y tratan de acallarla… porque perderían entonces todos los privilegios que tienen con este gobierno corrupto (que paga de manera diferente pero igual) con computadoras, líneas de Internet, casas, carros, viajes al extranjero y posibilidad de sobrevivencia… y “libertad” entrecomillada, valga.
    A Yoani NO la presentan en la TV, en la radio nunca la han entrevistado ni le han permitido decir sus puntos de vista sobre ningún asunto. El pueblo no la conoce, solo la versión “interpretada” que dan ustedes… No le permiten hablar porque sería perder definitivamente el respaldo que tienen de los “pocos ingenuos” que siguen prestándose para repetir consignas y frases sin sentido.
    Por desconocimiento más bien llevan a los estudiantes a esos “actos” improvisados… muchos van por la doble moral y por miedo, que es lo que más abunda en este país. (Tú mismo, Ubieta, estarás temblando de que la gente descubra quién eres en realidad y lo que has hecho).
    Solo un mínimo porciento de la población sigue creyendo tanta mentira de seudoperiodistas, oportunistas y descarados como tú, como ustedes… solo una ínfima parte se deja llevar. Abusan de la inocencia de los jóvenes y los llevan al enfrentamiento que ustedes no tienen coraje para hacer, ni siquiera ante esos “grupúsculos” que mencionan.
    Son un asco, la verdad, qué manera tan humillante de defender su “revolución” a través de este periodismo amarillista, mentiroso, de recelos, envidias…y entuertos.
    Siento que la llamada Revolución (que hace 40 años no lo es)ha involucionado nuevamente a los años 80 cuando se hizo tanta barbarie a todos los que querían irse de Cuba por el Mariel. Palos, piedras, huevos…y luego vergüenza de comportamiento tan bajo y ruin. Deberías tú (y los otros) honrar a Martí de una manera más digna…

    Me gusta

  18. Esto no es cuestión de machismo, Camilo, sino de patriotismo, así que deja a Ubieta con su lucha interior, ya no como Hamlet, porque todo está podrido en Habamarca, al igual que en los ochenta, sólo que en ese momento el síndrome del Mariel pudo convertir otro revés en victoria del Coma Andante, pero ahora, la situación es más tensa y conflictiva, y no hay éxodo posible, hay que “dorarse y quemarse” en su propia salsa. Vamos a ver cómo puede el régimen castrista contener las tempestades que se le avienen, y no precisamente es una lluvia, como la que glosa Yoanis, es un aguacero multicultural e ideológico, que ni los paraguas de citigroup podrían contenerlo. Lo bueno que tiene esto, es lo malo que se está poniendo, ya estamos tocando fondo y no hay exclusas para abrir, sólo el falso muro de contención de la represión solapada a la desmedida. Se atreverán a reprimir a los valientes, como dices tú, sin capa y espada. Lo veremos, porque estos mítines de repudio no son en los ochenta, ni hay el abastecimiento de entonces, ya que ni huevos hay para atravesar la contienda, aunque nadie entienda verdaderamente el fenómeno cubano. Gracias por tus post, Camilo, que sin dudas abren brecha. Saludos y abrazos, Josán Caballero.

    Me gusta

  19. Claro, Camilo, no sé si te has percatado que está sucediendo algo parecido a Mariel, con el gobierno de Obama, pero los que vienen para acá son los artistas “consagrados”, tales como Amaury Pérez, Juan Formell, Rosita Fornés, que están haciendo escala en Miami, por diversas razones. No será una manera diferente de ambos países de abrir la brecha centenaria? Cuestión de investigación y seguimiento, no te parece? Saludos y abrazos, Josán Caballero.

    Me gusta

  20. Y este Omar Mederos, es mi amigo de Cuba, el que trabajaba en la Casa del Joven Creador? Ojalá que sí, pues le enviado miles de mensajes a su correo electrónico, y parece que cambió. Un gran saludo, amigo, en donde quiera que estés. Abrazos, José Antonio Gutiérrez Caballero.

    Me gusta

  21. Camilo Venegas Says:

    Gracias, Josán, por tus palabras. Ojalá que un día podamos reunirnos todos en la Avenida del Puerto, aunque sea para celebrar que estamos allí juntos otra vez. En cuanto a Omar Mederos, vive en México y sigue siendo aquel tipo espectacular que conociste en la Casa del Joven Creador. Él se merece la canción que le dedicó Polito y muchísimas cosas más. Yo lo quiero tanto como tú. Aquí tienes mis abrazos.

    Me gusta

  22. De verdad que es un placer, Camilo, volver a encontrarme con Omar Mederos y con tu blog. También leí un comentario de Salvador Lemis, imagínate, otro amigo, yo era el director de Teatrova de Cuba, con Augusto y mi mujer, la actriz María Eugenia García. Si entras en mi blog http://www.josancaballero.wordpress.com podrás toparte con amigos y conocidos, al igual que hago yo al entrar al tuyo. Si puedes envíale mi correo a Omar, que es abracalibropublishers@hotmail.com, ahí podemos comunicarnos y me puedes mandar cualquier colaboración que quieras incluir en mis tres blogs, que de ese modo tenemos mayor acercamiento. Ha sido una fiesta encontrar a El Fogonero, como saber también que cuentas con lectores como Carlos Alberto Montaner, imagínate, yo tengo un artículo denuncia en mi blog y en mi revista BRUJULAR DE MIAMI, que se llama ENTRE ÁCAROS Y POLILLAS NO TE VEAS, CARLOS ALBERTO MONTANER, en el que, diariamente, se internan más de cincuenta personas, y es uno de los textos que más quiero de los incluidos en mi blog de marras. Gracias por esta conversación amistosa, ojalá, como dices, podamos encontrarnos próximamente en alguna plaza o parque de la Habana Vieja, o en el exilio, no importa, lo que sí sería bueno que acabara esta farsa cubana, con comparsa y lodo. Me gustaría que colaboraras con mi revista, ya hablaremos de ello. Saludos y un abrazo, Josán Caballero.

    Me gusta

  23. Velia Gonzo Says:

    Es hora de descifrar los enigmas de la resistencia cubana, pues para cuándo lo vamos a hacer. Tenemos que abrirnos todos a la resistencia por una libertad total de Cuba.

    Me gusta

  24. Humberto Hernández Says:

    Hace rato que Cuba esta maniobrando internamente con sus elementos, para ver que hacemos, tanto los cubanos de afuera, como los de adentro, y les va a salir muy pronto el tiro por la culata, ya lo veremos.

    Me gusta

  25. Si se descarta Zoó; perdón, Zoé, las opciones que quedan son El Blog de La Loca, el Blog de Josan Caballero y el Blog de Nuevo Songo, porque al de Armmienne yo sí no entro. Ahí te violan.

    Me gusta

  26. Salome Hurtado Says:

    Cuantas cosas se entretejen sobre esta pareja de cubanos y otros blogueros. Ya comenzo en la isla la cuenta regresiva del castrismo. Ya lo veran muchos, asumo tus conceptos y palabras, Josan.

    Me gusta

  27. Dunia Galindo Says:

    Todo está complicándose en Cuba cada vez más. Y como alguien ha dicho ya lo bueno que tiene es lo malo que se está poniendo. Debemos estar alertas a esta explosión de ideas y generacional.

    Me gusta

  28. Julián Benítez Says:

    Se dicen muchas cosas, pero hay que demostrarlas. Estos blogueros cubanos de a pie son valientes, y todo lo que se puede decir es que se la juegan más que nosotros, así que, parafraseando un mensaje muy conocido, los que no tienen el valor de sacrificarse, al menos deben tener el pudor de callarse ante los que se sacrifican. Muy buen artículo de denuncia, Josán.

    Me gusta

  29. Fidelia Campoamor Says:

    Basta ya de mentiras y falsedades, hasta cuándo vamos a creer las marramucias de los déspotas castristas.

    Me gusta

  30. En el Blog TODO EL MUNDO HABLA…
    Oda a Yoani: Notas desde el subterráneo a la superficie

    ¡Todo el poder a los soviets!, se vuelve hoy, versión raulista: ¡Todo el repudio a los bloggers! Ayer arrestan al Dr. Biscet con fondo de unos viejos gritando: ¡Abajo los derechos humanos! Antier arrastran unas mujeres a las Damas de Blanco. Hoy secuestran a una joven bloguera, la golpean, y la sueltan con la advertencia de que tiene que callar. Acto seguido, una turba a ritmo de conga ataca su esposo.
    Los viejos que mandan en Cuba no llevan más de 50 años en el poder por gusto. Lo único que han sido capaces de cambiar es el look de los represores. Aquellos ancianos de ayer gritando: ¡Abajo los derechos humanos!, no les hizo ningún favor a su propaganda para el consumo exterior. A las Damas de Blanco, esposas, madres, hijas y familiares de presos políticos que piden se excarcelen sus seres queridos, lo ideal fuera y fue que mujeres se encargaran de ellas. Hoy a la hora de reprimir a los blogueros y desafectos al régimen de La Habana, en su abrumadora mayoría jóvenes, nada mejor que con jóvenes también. ¡Y a paso de conga castrista! Exquisitez que a ningún tirano se le ha ocurrido.
    Dando el primer golpe y dando después, el Órgano oficial denuncia a la bloguera más famosa de la isla. Se apuran a desacreditarla. ¿Cómo se va a atrever a subirle la parada a la hija del General? ¿Cómo se atreve a recibir todos los días premios del extranjero? ¿Cómo se atreve a decir lo que se tiene que callar? ¡Hay que desprestigiarla cuanto antes! La Revolución ha tolerado demasiado. Su fiebre se la está pegando a toda la nueva generación.
    Ya han dado el aviso nada subliminal, algo así: “Te vamos a pasar la cuenta”. De eso ya se están encargando ellos y una o un, que otro intelectual cubano en el extranjero. ¡A sembrar la sospecha! ¡A cultivar la división! ¡A acabar con Yoani y los otros atrevidos antes de que el inmovilismo del establecimiento no pueda ya!
    Todavía hay tiempo para erradicar el virus, pero no queda mucho. El tiempo apremia y todo señala a un futuro que no será como lo esperaban. Todo apunta a un futuro que será de aquellos, los otros, la mayoría, que hasta ahora no han tenido precisamente eso, futuro.
    ¡Todo el poder a los soviets!, se vuelve hoy, versión raulista: ¡Todo el repudio a los bloggers! Ayer arrestan al Dr. Biscet con fondo de unos viejos gritando: ¡Abajo los derechos humanos! Antier arrastran unas mujeres a las Damas de Blanco. Hoy secuestran a una joven bloguera, la golpean, y la sueltan con la advertencia de que tiene que callar. Acto seguido, una turba a ritmo de conga ataca su esposo.
    Los viejos que mandan en Cuba no llevan más de 50 años en el poder por gusto. Lo único que han sido capaces de cambiar es el look de los represores. Aquellos ancianos de ayer gritando: ¡Abajo los derechos humanos!, no les hizo ningún favor a su propaganda para el consumo exterior. A las Damas de Blanco, esposas, madres, hijas y familiares de presos políticos que piden se excarcelen sus seres queridos, lo ideal fuera y fue que mujeres se encargaran de ellas. Hoy a la hora de reprimir a los blogueros y desafectos al régimen de La Habana, en su abrumadora mayoría jóvenes, nada mejor que con jóvenes también. ¡Y a paso de conga castrista! Exquisitez que a ningún tirano se le ha ocurrido.
    Dando el primer golpe y dando después, el Órgano oficial denuncia a la bloguera más famosa de la isla. Se apuran a desacreditarla. ¿Cómo se va a atrever a subirle la parada a la hija del General? ¿Cómo se atreve a recibir todos los días premios del extranjero? ¿Cómo se atreve a decir lo que se tiene que callar? ¡Hay que desprestigiarla cuanto antes! La Revolución ha tolerado demasiado. Su fiebre se la está pegando a toda la nueva generación.
    Ya han dado el aviso nada subliminal, algo así: “Te vamos a pasar la cuenta”. De eso ya se están encargando ellos y una o un, que otro intelectual cubano en el extranjero. ¡A sembrar la sospecha! ¡A cultivar la división! ¡A acabar con Yoani y los otros atrevidos antes de que el inmovilismo del establecimiento no pueda ya!
    Todavía hay tiempo para erradicar el virus, pero no queda mucho. El tiempo apremia y todo señala a un futuro que no será como lo esperaban. Todo apunta a un futuro que será de aquellos, los otros, la mayoría, que hasta ahora no han tenido precisamente eso, futuro.

    Me gusta

  31. Hay un extrano tufillo en esos que se la pasan criticando a Yoanis, yo se como trabaja la gestapo del asesino en jefe, Esteban Dido, pero todos cometemos errores, y si alguno debiera achacarse a Yoanis y su esposo es que apenas mencionan a heroes como Roca, Antunez,Bicet,Martha Beatriz, y tantos que se la juegan dia a dia o que se pudren en las carceles.

    Me gusta

  32. Josán Caballero Says:

    Soy de la misma opinión, Mickey. Independientemente de algunos errores y meteduras de pata de Yoanis, vislumbro una cruzada en contra de la bloguera, pero hasta qué punto es tan cierto lo que dices? Cabría investigar un poco más, pues hay un tanto de cada cosa, sin embargo, yo prefiero mantenerme al margen de cuestionarla o cuestionarlos. Prefiero estar en el grupo que aprueba su actitud y sus logros, porque son parte de lo que llamamos la disidencia cubana, el bando anticastrista, tengamos la tendencia que tengamos. Saludos y abrazos, Josán Caballero.

    Me gusta

  33. Yoani Sánchez Says:

    Generación Y: el making of
    Habría que empezar aclarando que un ciudadano cubano no puede ir a una oficina y comprar un dominio web para uso privado ni colectivo, y mucho menos ubicar en un servidor nacional un dominio comprado en el extranjero. En Cuba, recibir una dirección url es un privilegio exclusivo de instituciones estatales: ni siquiera proyectos aceptados, pero alternativos, tienen acceso a semejante prebenda. Lo cual deja a un ciudadano que tenga inquietudes de webmaster ante el dilema de esperar a que un día sea posible o apelar a personas —en otras partes del mundo— que lo ayuden a hacerse de un sitio en Internet.
    Reinaldo y yo nos decantamos por la segunda variable, cuando a mediados de 2006 decidimos pedirle a nuestro amigo Josef Biechele que nos hiciera el favor de comprar para nosotros el dominio http://www.desdecuba.com. Nacido y crecido en Alemania, Josef es uno de nuestros mejores amigos, que conocemos desde los años noventa, cuando estuvo de visita en La Habana. Nos une una gran amistad que no logran enturbiar ni siquiera los diferentes puntos de vista que tenemos sobre algunos temas políticos e ideológicos. Aunque en varios foros han intentado acusar a Josef de pertenecer a la CIA, lo cierto es que en su juventud militó en el partido comunista y mantiene buena parte de sus ideas de entonces. La nuestra es una amistad que se basa en el respeto a las diferencias y en ayudarnos mutuamente, cada vez que alguno está en apuros.
    Cuando no me pasaba todavía por la cabeza tener un blog, ya había empezado a estudiar algo de diseño web y mi experiencia con la revista Consenso me había estimulado a saber más sobre el tema. Josef, que conocía de esas inclinaciones informáticas, no tuvo ningún reparo cuando le planteamos la idea de adquirir un dominio en Alemania. Puso su nombre para radicarlo en la empresa alemana Strato y nos ayudó con la inversión inicial, que apenas superaba los cuarenta euros al año.
    Aunque esa cantidad representaba una fortuna para los bajos salarios en Cuba, teníamos dos años de respiro —ya pagados por él— para lograr reunir el próximo importe. El paquete comprado —que resultaba el más elemental de los ofrecidos— incluía la posibilidad de nombrar dos dominios, de manera que creamos uno de corte turístico que se llamaba http://www.habanaapie.com donde hacíamos publicidad de nuestros cursos de español para extranjeros. Con mucha cautela y sin mencionar nuestros nombres, dábamos un email de contacto a través del cual los interesados se inscribían para dos semanas de prácticas de idioma y conocimientos de cultura cubana en La Habana. La autonomía económica que nos trajo esa web logró sufragar parte de las horas de Internet que consumí durante la administración del dominio y la posterior apertura de Generación Y.
    Josef siempre estaba a mano para ayudarme a reparar cualquier metedura de pata con mis tanteos en el servidor. No fueron pocas las veces que lo eché todo a perder y nunca escuché un reproche de su parte por mis atrevimientos. En ese clima de colaboración, le consulté la idea de abrir un blog pero él —aunque es informático de profesión— no estaba muy al tanto de la arquitectura de los sistemas gestores de blogs. De manera que empecé el camino con una página que yo misma construí en html y que aunque yo la llamaba un “blog” no reunía los requisitos básicos de interactividad de esta herramienta.
    En abril salió a la luz bajo el nombre de Generación Y. Cada vez que quería publicar una nueva entrada había que sustituir el archivo “index.htm” por uno que incluía el nuevo texto. Todo lo había diseñado con una vieja versión de Dreamweaver, en una obsoleta laptop que le había comprado a un balsero crónico que necesitaba un motor de Chevrolet. Mi nuevo “sitio” carecía de una base de datos y no usaba la tríada mágica de Apache-PHP-MySQL que tanto potencial le ha permitido a los blogs. Era como intentar volar a la luna con cohete hecho de rocas y trozos de árbol, pero fue muy gratificante ver que levantaba vuelo y se podían ver las estrellas.
    Los primeros lectores llegaron y mi contacto con ellos era a través del email, cuando podía colarme en un hotel y revisar mi buzón. Varios internautas me hacían constantemente la pregunta de por qué no usaba una plataforma como WordPress, MovableType o el propio Blogger.com. Gracias a esas observaciones me enteré de que existían plataformas gratuitas para bloguear, hasta ese momento pensaba que cada blogger pasaba las mismas dificultades que yo cada vez que subía un post. Un mundo enorme y lleno de funcionalidades se abrió ante mis ojos.
    Sólo a mediados de octubre de 2007 logré descargar el script de WordPress desde su sitio http://wordpress.com.org y probarlo en un recién estrenado servidor de prueba que instalé en mi laptop. Ese “simulador de vuelo” me ha salvado la vida en infinidad de ocasiones; sin él y los ensayos que me ha permitido hacer offline, todo hubiera sido más difícil. Tras descartar MovableType (justo en mayo de 2005 habían pasado a licencia de pago) me decanté por WP y creo que el azar me llevó esa vez a hacer la elección correcta. Nunca voy a felicitarme lo suficiente de haber adoptado este sistema de código libre que parece mutar ante mis ojos con nuevas y mejores versiones e infinitas funcionalidades. Me sumé a la cofradía de WordPress sin saber muy bien que estaba trazando con eso toda una filosofía que me acompaña hasta hoy: darle preeminencia en mi vida informática al software libre.
    Contar en detalle cómo logré subir por ftp al servidor el script de WordPress y hacerlo funcionar sería desesperante. Todo eso para comprobar algunas semanas después que mi elemental paquete en Strato incluía la posibilidad de abrir blogs con apenas unos clicks… El único problema era que la interfaz sería en alemán y resultaba complicado cambiarla al español. Ante los ojos de los lectores, resurgió GY a finales de diciembre con nuevas posibilidades, entre ellas la de comentar, establecer un archivo, categorías y hasta un buscador. Tras bambalinas todo estaba cogido con pinzas y yo misma me sentía superada por la tarea de administrar un dominio y un blog.
    Los consejos de varios amigos y la ayuda inestimable de Josef fueron determinantes. De vez en cuando mi desconocimiento causaba algún desastre tecnológico. Unos meses antes había ayudado a Reinaldo a abrir su espacio Desde aquí y a Miriam Celaya a irrumpir bajo seudónimo en el sitio Sin Evasión. Ambos blogs bebieron de lo aprendido con los tropiezos de GY. Todo era más fácil ahora, pero seguía siendo muy complicado.
    La nueva situación sólo pude disfrutarla unos tres meses, pues a mediados de marzo de 2008 el gobierno cubano implementó un filtro para bloquear todo el dominio Desdecuba.com. Pensé que se trataba de algo transitorio, pero hasta el día de hoy sigue ahí, levantado como un muro entre mis ojos y mi espacio virtual. Muchas personas que han visto la página en blanco que surge cuando tecleo mi URL en los dos únicos cibercafés que tiene La Habana y en los hoteles donde me conecto, me cuenta que se trata de un filtro ralentizador que hace agónica la carga de cada elemento de esa página web. Quizás si me quedara dos días conectada, con el navegador abierto en http://www.desdecuba.com/generaciony podría llegar a ver el sitio en su totalidad, pero sin atreverme a hacer click en ninguna parte, pues eso me llevaría otras 48 horas de carga.
    Si ya era difícil sin bloqueo, se volvió imposible con el muro de la censura. Por suerte, para ese entonces ya había desarrollado una buena amistad con varios comentaristas y lectores asiduos del blog. Varios me brindaron su mano solidaria y yo decidí confiar en esa relación virtual que se había desarrollado durante breves meses. Fue la tercera gran decisión que tomé en la vida de mi blog: la primera había sido abrirlo y la segunda decantarme por WordPress. Comencé a mandar mis textos vía email, acompañados de una imagen que mis “ayudantes” publicaban por mí. Buscamos también gente que auxiliara los blogs de Reinaldo, Miriam, el Guajiro Azul y Dimas Castellanos. Una red de solidaridad ciudadana se tejió alrededor de nosotros. Llegaron también las propuestas de traducir y aparecieron personas de todas partes ofreciendo su ayuda voluntaria y gratuita, para llevar mis textos al portugués, inglés, chino u holandés. Esto es algo que los defensores de la teoría de la conspiración siempre ponen como la evidencia del origen “oscuro” de Generación Y. No confían —ni entienden— en las simpatías que se establecen entre personas sin que medie un gobierno, un partido, una tarea programa o una misión financiada. Para esos fabricadores de supuestos complots, la manera en que se organizan espontáneamente los ciudadanos es algo subestimable y dudoso; para mí es el eje fundamental sobre el que descansa mi proyecto online. Sin ese apoyo todo hubiera quedado como el sueño de lo que pudo ser.
    Mayo de 2008 vino cargado de sorpresas, el premio Ortega y Gasset de periodismo en la categoría de trabajo digital y la inclusión en la lista de Time. El blog gozaba de buena salud, aunque ya era tiempo de hacerle algunas mejoras de diseño y agregarle nuevas implementaciones. El gran problema era que yo no podía entrar a la administración y quienes me ayudaban a publicar, tenían total disposición pero no conocían WordPress lo suficiente como para atreverse a realizar tareas más comprometedoras. Fueron meses difíciles, para la parte técnica, en los que frecuentemente GY se quedó colgado o fue víctima de ataques informáticos. El caudal de visitantes era superior al tráfico que aceptaba el elemental paquete que habíamos comprado en el servidor Strato. No pasaba una semana sin que un mensaje de error apareciera en las pantallas de los lectores y varias veces —incluyendo el mismo día de la premiación del Ortega y Gasset— fuimos atacados por algún hacker que llegó incluso a dañar la base de datos. En uno de esos “asaltos” perdí todas las imágenes que acompañaban mis textos y fue una odisea volver a subirlas. Del lado de acá, desconectada de la red y con el sitio bloqueado, casi no podía dormir pensando en el caos que los hackers habían dejado en el servidor.
    Para finales de 2008 el blog estuvo nominado en tres importantes certámenes: 20 Minutos, Bitácoras y el premio The BOBs. Las posibilidades eran ínfimas. Tenían en ese entonces la plantilla Mandingo con un banner que ésta traía por defecto, no hacía uso de las categorías, ni de las etiquetas, casi no podía cambiar mi barra lateral, la zona de enlaces era un desastre, apenas si había logrado instalar algún plugin y encima de eso los comentaristas estaban necesitados de una zona más funcional para escribir sus opiniones. Le pedí entonces a un amigo diseñador —un cubano radicado en España— que me ayudará a crear un banner personalizado y un logo para GY. De ahí nació el que todavía me acompaña. Su atractivo se lo debo al talento de este diseñador, cuyo logo de referencia está en la barra lateral de mi blog, en señal de agradecimiento.
    Junto a quienes me ayudaban a postear, logramos habilitar algunas mejoras en el blog, entre ellas que las páginas de comentarios se dividieran en grupos de cien para que no fueran tan lentas de cargar. Le dimos algunos toques a la plantilla Mandingo y el nuevo banner funcionó de maravilla. El año terminó con el trofeo de The BOBs y el premio de Bitácoras; a pesar de sus minusvalías técnicas, Generación Y se había alzado con ambos galardones. Fue como haber —finalmente— alunizado con mi rústica nave.
    La noticia del premio The BOBs salió en la prensa alemana, especialmente en la Deutsche Welle y la empresa Strato reparó en que la galardonada tenía alojado su blog en ese servidor. Se pusieron en contacto con su cliente, Josef Biechele, para preguntarle. Él les dio mi dirección y por primera vez se estableció una comunicación entre ellos y yo. Me dijeron que estaba honrados de tenerme entre sus usuarios y me preguntaron si necesitaba algo en especial. Les pedí cambiar el idioma de la administración al español lo cual significó trasladar el dominio hacia una filial de la empresa en España. Estaban tan deseosos de no perderme como cliente que me ofrecieron 18 meses de servicio gratuito y un paquete de mejores funcionalidades; a cambio, yo sólo tenía que ser un cliente de referencia, que podía aparecer en artículos y alusiones que se hicieran sobre el servicio de Strato. Me pareció un trato estupendo y lo acepté.
    A mediados de febrero de 2009 comenzamos la mudada. Fue un desastre. La vieja versión 2.3 de WordPress se desarmó y la base de datos resultó más difícil de mover que un mamut siberiano. Durante once días todo el dominio desdecuba.com estuvo offline. Yo no podía dormir, el buzón de email estaba repleto de mensajes de alarma y en medio de aquel caos un hacker oportunista vulneró la seguridad e hizo leña del árbol caído.
    Tuvimos que apelar a las copias de seguridad guardadas por el servidor. Mi condición de blogger a ciegas era insufrible. Veía como el trabajo de casi dos años se iba abajo con aquellos mensajes de error que aparecían en las pantallas de todo el que quería entrar a GY. Un amigo me regaló una tarjeta de cinco horas de conexión para un hotel de La Habana, me fui allí dispuesta a no levantarme hasta que volver a ver mi blog funcionar. Una de las personas que me ayuda a postear estaba en el chat.
    Él, desde el país donde vive, podía navegar perfectamente por la web y entrar al panel de control de nuestro servidor pero le faltaban los conocimientos técnicos para reparar el entuerto; yo tenía algunas ideas de cómo solucionarlos y sin embargo no podía hacer nada. Combinamos sus ojos y mis nociones, él fue mi vista y yo su mente. Cerca de las once de la noche ya la página volvía a estar disponible, con algunas imperfecciones, pero viva.
    Sobre la marcha se arregló el resto y el nuevo espacio en el servidor demostró poseer una mayor capacidad para aceptar el creciente tráfico. Cambié a la plantilla de Atahualpa, que conservo todavía. Tres semanas después era vulnerado por un nuevo ataque. El desastre nos ayudó a protegernos mejor. Después vino una etapa de estabilidad técnica y de desasosiego vital por sucesos que iban pasando en el mundo real. Hasta que a mediados de octubre alguien encontró una nueva vulnerabilidad, entró y borró el archivo index.php. Afortunadamente el problema pudo solucionarse inmediatamente gracias a los conocimientos que ya había alcanzado el amigo que me salvó una vez.
    A mediados del 2010 se terminarán los 18 meses de dominio cortesía de Strato. Para ese entonces ya habré ahorrado algo que me permita mantener el actual paquete sin perder ninguna de sus funcionalidades. Mi columna semanal en la revista italiana Internazionale, las colaboraciones periodísticas que he hecho por todo el mundo, entre ellas algunas sistemáticas como en el TAZ alemán, la revista Poder, la revista Imprensa de Brasil y una reciente posibilidad en El Nuevo Día de Puerto Rico me han permitido todo este tiempo costearme las horas de internet y ayudar a otros bloggers a navegar por la red. La prioridad de mis recursos sigue siendo la comunicación y la presencia online. Aunque carezca de otras cosas, no voy a dejar de invertir en horas de conexión, tarjetas para el móvil —que me permite Twittear— ni apoyo logístico a otros que comienzan a expresarse en Internet. El monto obtenido en el tercer premio del concurso Caminos de Libertad ha servido para sufragar la Academia Blogger, especialmente en abastecimiento de papel, CDs, DVDs y algo de merienda. Solidarias donaciones hechas a través del botón de Paypal ubicado en mi sitio también han ido destinadas a esa infraestructura comunicativa que estoy tratando de crear para uso de toda una comunidad.
    La autonomía material es la base sobre la que se erige la autonomía ciudadana. Ese precepto es una de las máximas de mi vida y no voy a avergonzarme ni a culparme por haberme liberado del paternalismo, la dependencia estatal y las ridículas subvenciones. Aspiro a una Cuba donde todo aquel que quiera pueda tener un dominio web, sufragarlo con su trabajo, no pagar ninguna cuota ideológica por obtenerlo y sobre todo, no ser acusado de “mercenario” ni de fabricado por una potencia extranjera por el solo hecho de no conformarse con vegetar en la indigencia material y en la minusvalía informativa.
    Generación Y es el fruto de mi talento, mi energía, la colaboración de miles de ciudadanos en muchas partes del mundo, el apoyo de mis amigos, las lecturas que he hecho en todos estos años, el escuchar a otros, la solidaridad de muchos bloggers y comentaristas de dentro y de fuera de la Isla, pero especialmente es el resultado directo de la interacción con una realidad que ni el triunfalismo ni las consignas estereotipadas pueden esconder.

    Yoani Sánchez
    La Habana
    POSTED BY DR. OCTAVIO DILEWIS AT 1:38 PM

    Me gusta

  34. Good info, thank you for it.

    Nice Greetings from Regensburg
    sven.

    Me gusta

  35. ns1.bridgingloansbrokers.co.uk

    ANÓNIMO EN OCTAVO CERCO: LAS NUEVAS ENTRETELAS DE LA INFAMIA… | Josancaballero’s Blog

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: