LAS MASACRES DEL REMOLCADOR Y EL RÍO CANÍMAR BAJO EL TAPETE DE LAS ACTUALES EXCARCELACIONES EN CUBA


Hoy todas las banderas deberían estar a media asta, porque ningún adulto, ni pequeño o joven cubano puede comentar tranquilo esta fecha, cuando recuerda la masacre del 13 de julio de 1994, en el Remolcador 13 de Marzo, en donde 41 personas perdieron la vida, vilmente, a manos de servidores del régimen castrista, comandados y enviados por el “tiranosario”  Fidel Castro, que con esa canallesca “fechoría”, quiso dar un ”escarmiento” a todos los descontentos, y vaya si lo dio. Hoy rememoramos la fecha, a dieciséis años de esta masacre, que marcó, junto a la del Río Canímar, lo inhumano de un régimen terrorista, que no valora realmente a los cubanos, y que con dichas acciones ha demostrado de lo que son capaces los castristas, ante un pueblo indefenso, condenado a permanecer inerme, ante sus andanadas y atropellos, como igualmente ocurre en el caso de las recientes excarcelaciones de presos políticos, inmersas dentro de un panorama de franca  represión y depresión, dentro de un país que no soporta más humillación, ni menosprecio de su movimiento opositor, diezmado de esta manera, para que los hermanos Castro logren nuevamente un desahogo de la crisis política, que ellos mismos han generado, y de la que no saldrán, hasta que actúen con transparencia y reconozcan su doble moral e insana confabulación con los cómplices de su dictadura feroz.

Pudieron ser más muertos, pero gracias a la presencia de la embarcación griega, que se encontraba cerca, observando, no lograron consumar el hecho totalmente. Por eso, desde entonces, la fecha cobró un nuevo sentido: el digno homenaje a todos los caídos, en esa dura batalla, no con ningún enemigo foráneo, sino, con el monstruo interno, que tenemos plantado en nuestra Isla, y que, no contento con todo lo que ha hecho, continúa perpetrando más hechos delictivos y terroristas, no aptos para mayores ni menores, creo que para nadie, que se precie de tener un ápice de dignidad y estima por los seres humanos, en especial, por nuestros gloriosos hermanos, flagrantemente asesinados a mansalva, a la vista de todos, sin que alguien pudiese hacer algo, más que defenderse de ese nuevo atropello, asestado por la maquinaria sórdida de un gobierno traidor, animadverso de su pueblo, que se niega a perecer, pero que ya tiene sus días contados, en este minuteo regresivo, propio del “territorio minado”, en el que nos hallamos, al decir de los historiadores mexicanos, que ya ven que esta “fallida” revolución fidelista, hace rato que se muerde su propia cola, y se ha convertido en un horrendo, monstruoso y tremebundo círculo vicioso, del que tenemos que salir de algún modo, y lo veremos, pues “lo único bueno que tiene, al decir de muchos, es lo malo que se está poniendo”.

De que, permítanme hacer mención acá del penoso saldo de veintidós víctimas cubanas, entre los niños y jóvenes que cayeron, impunemente, en los sucesos del hundimiento castrista, al Remolcador 13 de Marzo, sólo por estar buscando, junto a sus padres, una nueva vía, no para ir a las Indias, sino para encontrar otras respuestas a su breve vida, que ya se consumía, en la peor torpeza y desamparo posibles, en un país que los negaba, y que sentían ya no les pertenecía. Tome aquí, con detenimiento, uno por uno, los nombres y últimas imágenes de esos humildes mártires, cegados en plena luz, dentro de un mar propio, que se volvió contra ellos, pero que vamos nuevamente a rescatar, más temprano que tarde, de sus mismas burbujas vivientes:

Niños asesinados

1- Hellen Martínez Enríquez. . . .          5 meses
2- Xicdy Rodríguez Fernández . .           2 años
3- Angel René Abreu Ruiz . . . . .           3 años
4- José Carlos Nicle Anaya . . . .            3 años
5- Giselle Borges Alvarez . . . . .            4 años
6- Caridad Leyva Tacoronte . . . .          5 años
7- Juan Mario Gutiérrez García .          10 años
8- Yasser Perodín Almanza . . . .          11 años
9- Yousell Eugenio Pérez Tacoronte .   11 años
10- Eliecer Suárez Plasencia . . . . .      12 años.

Jóvenes asesinados  

11- Mayulis Menéndez Tacoronte . . .   17 años
12- Miladys Sanabria Cabrera . . . . . .   19 años
13 – Joel García Suárez . . .. . . . . . .    20 años
14- Odalys Muñoz García . . . . .. . . .    21 años
15- Yaltamira Anaya Carrasco . . .. . .   22 años
16- Yuliana Enríquez Carrazana . . …   22 años
17- Lissett María Alvarez Guerra . .. .   24 años
18- Jorge Gregorio Balmaseda Castillo  24 años
19- Ernesto Alfonso Loureiro .. . . . .    25 años
20- María Miralis Fernández Rodríguez 27 años
21- Jorge Arquímedes Levrígido Flores 28 años
22- Leonardo Notario Góngora . .. …. .28 años.

SERES EMPINADOS POR LA LUZ

Por Josán Caballero.

Son 41 almas que regresan,

41 luciérnagas marinas,

que encienden sus estrellas

chiquitas, pero inquietas,

y en el amplio firmamento,

de celagua inmensa,

despliegan sus banderas,

banderas cual papalotes,

con sus alas eternas:

Alas cual estrellas

que con llamas sempiternas,

llamaron a otras tantas

luciérnagas,

adultas, pero igual de cerca,

tan luminosas como ellas,

resplandeciendo enhiestas,

para llenar el cielo apenas

como un mar de luciérnagas,

quizás en viceversa,

inundando mar adentro

un celaje grandísimo de estrellas,

donde se rompe el aire,

y acaso deja

burbujas cual delfines,

en la cansada tierra,

que vienen a cantar

 su pastorela,

o mejor dicho,

a entonar su “martirela”,

en la que todos somos 

la hermosa cantera

de una Isla infeliz,

que hoy se aferra

a los hijos del agua,

sus promesas

de hacer con la justicia

una bandera,

para salvar adentro,

más que afuera,

la libertad más amplia

y duradera,

donde todos los niños

y los jóvenes tengan

facultades omnímodas, 

con plenas

razones para ser, 

redescubiertas

jugarretas de niños

 sin fronteras:

artimañas nubladas

por las mismas luciérnagas,

que regresan del centro

 de la tierra,

para devolverse al sitio,

donde empieza

nuestra Isla a ser

música de veras,

patria, ideario,

papalote con bandera,

que enarbolamos,

justamente, en la ribera

de este mar asustado,

que nos deja

entregarles ahora

una nueva enseña,

posada en dulce mar,

como diadema

brillante de inquietud,

la más discreta,

para anunciar que viven

cual estrellas

estos seres cuasi ángeles,

pues nunca dejan

de circundar el aire,

de pensar un instante

en la estrategia

que vamos a seguir,

con las intensas

almas de quienes cayeron,

pero quedan,

en el mar infinito

de esta Isla insurrecta,

que aunque callarla

y apagarla quieran,

no podrán un instante

conmoverla,

entre tanto asesino

y cariátide suelta,

que intenta arrebatarnos

a Cuba por la fuerza,

cuando ella es papalote,

o tal vez una estrella,

que ya nos muestra

su cara más abierta,

su mirada más plena,

con esos caídos que levantan

su humanidad ajena,

su escándalo de luz

sobre nuestras cabezas,

para gritar al mundo

la infamia de esta escena,

en que la patria se hundía

detrás de una torpeza,

que cercenaba vidas

cubanas, por la fuerza

de un desgobierno astuto,

que merece aunque sea

ser condenado

a manos llenas,

con la mentira a ras

de una maldita pena

de lesa humanidad,

pues la razón, perpleja

ha quedado ante todos,

y hoy el exilio espera

que se cumpla el destino

de aquellos, cuya treta

ha retardado al pueblo

y a una isla completa,

sumidos en el odio

entre familias, seña

de un poder que enajena

y nos cierra las puertas,

para extender al mundo

toda nuestra grandeza.

Son los 41 ángeles

del agua nuestra,

que merecen la honra,

como una gran fuente abierta,

 de flores surtidores,

que la noche llenan,

cual un gran ramillete

de luciérnagas,

iluminando la patria,

 que hoy espera,

con su eterna,

intangible

y solitaria estrella.

JOSÁN CABALLERO

SOPORTES

El crimen castrista del Remolcador 13 de Marzo

Alberto Müller | 14 Julio 2009.

Rostros de las víctimas

En horas de la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos pertenecientes al Estado cubano y equipados con mangueras de agua embistieron un viejo barco remolcador que huía de Cuba comunista con 72 personas a bordo. Los hechos ocurrieron a siete millas de distancia de las costas cubanas, frente al puerto de la ciudad de La Habana.

La súplica de las mujeres y niños para que el ataque cesara fue en vano, ya que la vieja embarcación denominada el “13 de Marzo” se hundió con un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad. 31 personas sobrevivieron a los sucesos.

Las embarcaciones del Estado cubano embistieron con sus respectivas proas al remolcador fugitivo con la intención de hundirlo, al mismo tiempo que les lanzaban agua a presión a todas las personas que se encontraban en la cubierta del mencionado barco, incluyendo mujeres y niños.

Según testigos presenciales que sobrevivieron al naufragio, apenas zarparon el remolcador “13 de Marzo” del puerto cubano, comenzaron a ser perseguidos por dos barcos de la misma empresa estatal. A unos 45 minutos del viaje, cuando el remolcador se encontraba a siete millas de distancia de las costas cubanas en un lugar conocido como “La Poceta”, otras dos embarcaciones pertenecientes a la mencionada empresa, equipadas con tanques y mangueras de agua, aparecieron y embistieron al viejo remolcador. La embarcación de la empresa estatal cubana denominada “Polargo 2″, bloqueó por delante al viejo remolcador “13 de Marzo”, mientras la otra embarcación denominada “Polargo 5″ la embistió por detrás, partiéndole la popa. Las otras dos embarcaciones estatales se ubicaron en los lados laterales lanzándoles agua a presión a todas las personas que se encontraban en la cubierta mediante las mangueras que poseen.

El clamor de las mujeres y niños que se encontraban a bordo en la cubierta del remolcador “13 de Marzo” no impidió que cesara el ataque. Dicha embarcación se hundió con un saldo de 41 personas muertas. Muchas de las personas perecieron en el naufragio debido a que se vieron obligadas a refugiarse en el cuarto de máquinas por la alta presión de los chorros de agua que les lanzaban a todos los que se encontraban en la cubierta. Los sobrevivientes también afirman que los tripulantes de los cuatro barcos estatales cubanos no les prestaron auxilio cuando se estaban hundiendo.

Posteriormente, llegaron lanchas de la Guardia Fronteriza de Cuba quienes rescataron a 31 sobrevivientes, posiblemente por la presencia de un carguero griego y por la cantidad de testigos que observaban desde el Malecón. Una vez rescatados, los mismos fueron trasladados al puesto de guardacostas cubano de Jaimanitas, ubicado al oeste de La Habana. De allí, fueron trasladados al Centro de Detención de Villa Marista que también funciona como Cuartel General de la Seguridad del Estado.

Las mujeres y los niños fueron liberados y los hombres permanecieron detenidos. En los días posteriores al naufragio, familiares de las víctimas que perecieron ahogadas se dirigieron a las autoridades cubanas a fin de rescatar los cuerpos que se encontraban en el fondo del mar. La respuesta oficial fue que no contaban con buzos especializados para rescatar los cadáveres.

Estos hechos de barbarie y descomunal asesinato efectuado a hombres, mujeres y niños inocentes y desarmados, se han denunciado en y ante la ONU, en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. El Comité contra la Tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional.

LAS VÍCTIMAS SOBREVIVIENTES SON:

Mayda Tacoronte Verga, Milena Labrada Tacoronte, Román Lugo Martínez, Dasy Martínez Findore, Tacney Estévez Martínez, Susana Rojas Martínez, Raœl Muñoz García, Janette Hernández Gutiérrez, Modesto Almanza Romero, Frank González Vásquez, Daniel González Hernández, Sergio Perodín Pérez, Sergio Perodín Almanza, Gustavo Guillermo, Martínez Gutiérrez, Yandi Gustavo Martínez Hidalgo, José Fabián Valdés, Eugenio Fuentes Díaz, Juan Gustavo Bargaza del Pino, Juan Fidel González Salinas, Reynaldo Marrero Canarana, Daniel Prieto Suárez, Iván Prieto Suárez, Jorge Luis Cuba Suárez, María Victoria García Suárez, Arquímedes Venancio Lebrigio Gamboa, Yaussany Tuero Sierra, Pedro Francisco Garijo Galego, Julio César Domínguez Alcalde, Armando Morales Piloto, Juan Bernardo Varela Amaro, y Jorge Alberto Hernández Ávila.

Niños asesinados

1- Hellen Martínez Enríquez . . . . . . . . . . . 5 meses
2- Xicdy Rodríguez Fernández . . .. . . . . . . 2 años
3- Angel René Abreu Ruiz . . . . . . . . . . . . 3 años
4- José Carlos Nicle Anaya . . . . . . . . . . . . 3 años
5- Giselle Borges Alvarez . . . . . . . . . . . . . 4 años
6- Caridad Leyva Tacoronte . . . . . . . . . . . 5 años
7- Juan Mario Gutiérrez García. . . . . . . . . 10 años
8- Yasser Perodín Almanza . . . . . . . . . . . 11 años
9- Yousell Eugenio Pérez Tacoronte . . . . . 11 años
10- Eliecer Suárez Plasencia . . . . . . . . . . . 12 años.

Jóvenes asesinados

11- Mayulis Méndez Tacoronte . . . . . . . . . . . 17 años
12- Miladys Sanabria Cabrera . . . . . . . . . . . 19 años
13- Joel García Suárez . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 años
14- Odalys Muñoz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 años
15- Yaltamira Anaya Carrrasco . . . . . . . . . . 22 años
16- Yuliana Enríquez Carrazana . . . . . . . . . 22 años
17- Lissett María Alvarez Guerra . . . . . . . . . 24 años
18- Jorge Gregorio Balmaseda Castillo . . . . 24 años
19- Ernesto Alfonso Loureiro. . . . . . . . . . . . . 25 años
20- María Miralis Fernández Rodríguez . . . . . 27 años
21- Jorge Arquímedes Levrígido Flores . . . . .28 años
22- Leonardo Notario Góngora . . . . . . . . . . . .28 años
23- Pilar Almanza Romero . . . . . . . . . . . . . . .31 años
24- Rigoberto Feu González . . . . . . . . . . . . . . 31 años
25- Omar Rodríguez Suárez. . . . . . . . . . . . . . 33 años
26- Lázaro Enrique Borges Briel . . . . . . . . . .34 años
27- Martha Caridad Tacoronte Vega . . . . . . . 35 años
28- Julia Caridad Ruiz Blanco . . . . . . . . . . . . 35 años

Adultos asesinados

29- Eduardo Suárez Esquivel . . . . . . . . . . . .38 años
30- Martha M.Carrasco Sanabria . . . . . . . . 45 años
31- Augusto Guillermo Guerra Martínez . . .45 años
32- Rosa María Alcalde Puig . . . . . .. . . . . . .47 años
33- Estrella Suárez Esquivel . . . . . . . . . . . 48 años
34- Reynaldo Joaquín Marrero Alamo . . . . 48 años
35- Amado González Raíces . . . . . . . . . . . . 50 años
36- Fidencio Ramel Prieto Hernández . . . .51 años
37-   Manuel Cayol . . . . . . . . . . . . . . .   50  años.

ALBERTO MULLER

Escritor y periodista cubano, que a ratos toma el pincel y pinta en estilo expresionista. Por intentar que la revolución cubana no se apartara de sus postulados democráticos, fue condenado a 15 años de prisión política, donde padeció maltratos y torturas.

12 ANIVERSARIO DEL HUNDIMIENTO DEL REMOLCADOR 13 DE MARZO

Nota del editor web: El 13 de julio de 1994, guardacostas cubanos hundieron el remolcador “13 de marzo”, donde 72 personas intentaban abandonar el país. De los ocupantes, 41 resultaron muertos, entre los cuales había 10 niños. Por esta razón reproducimos este escrito de la Junta Patriótica Cubana, de Miami, donde se relata este crimen.

Recordamos el intencional hundimiento del Remolcador “13 de Marzo” el 13 de julio de 1994, en la costa habanera. Luto, dolor e indignación nos producen estos deliberados asesinatos. No debemos olvidar estos hechos y seguir con las denuncias pertinentes de  los hacedores de estos genocidios y violaciones, hasta que en la Cuba Republicana y Democrática deberán ser juzgados en los Tribunales independientes por un proceso judicial para los máximos responsables de este asesinato masivo. Incluidos entre ellos el Capitán Jesús Martínez.

HECHOS
En horas de la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos pertenecientes al Estado cubano y  equipados con mangueras de agua embistieron un viejo barco remolcador que huía de Cuba comunista con 72 personas a bordo.  Los hechos ocurrieron a siete millas de distancia de las costas cubanas, frente al puerto de la ciudad  de La Habana. Las embarcaciones del Estado cubano embistieron con sus respectivas proas al  remolcador fugitivo con la intención de hundirlo, al mismo tiempo que les lanzaban agua a presión a  todas las personas que se encontraban en la cubierta del mencionado barco, incluyendo mujeres y  niños. La súplica de las mujeres y niños para que el ataque cesara fue en vano, ya que la vieja  embarcación denominada el “13 de Marzo” se hundió con un saldo de 41 muertos, de los cuales 10  eran menores de edad. 31 personas sobrevivieron a los sucesos. Según testigos presenciales que sobrevivieron al naufragio, apenas zarparon el remolcador “13 de  Marzo”  del puerto cubano, comenzaron a ser perseguidos por dos barcos de la misma empresa  estatal. A unos 45 minutos del viaje, cuando el remolcador se encontraba a siete millas de distancia  de las costas cubanas en un lugar conocido como “La Poceta”, otras dos embarcaciones  pertenecientes a la mencionada empresa, equipadas con tanques y mangueras de agua,  aparecieron y embistieron al viejo remolcador. La embarcación de la empresa estatal cubana  denominada “Polargo 2”, bloqueó por delante al viejo remolcador “13 de Marzo”, mientras la otra  embarcación denominada “Polargo 5”  la embistió por detrás, partiéndole la popa. Las otras dos  embarcaciones estatales se ubicaron en los lados laterales lanzándoles agua a presión a todas las  personas que se encontraban en la cubierta mediante las mangueras que poseen.

El clamor de las mujeres y niños que se encontraban a bordo en la cubierta del remolcador “13 de  Marzo” no impidió que cesara el ataque. Dicha embarcación se hundió con un saldo de 41 personas  muertas. Muchas de las personas perecieron en el naufragio debido a que se vieron obligadas a refugiarse  en el cuarto de máquinas por la alta presión de los chorros de agua que les lanzaban a todos los  que se encontraban en la cubierta.

Los sobrevivientes también afirman que los tripulantes de los cuatro barcos estatales cubanos no les prestaron auxilio cuando se estaban hundiendo. Posteriormente, llegaron lanchas de la Guardia Fronteriza de Cuba quienes rescataron a 31  sobrevivientes, posiblemente por la presencia de un carguero griego y por la cantidad de testigos que observaban desde el Malecón.
Una vez rescatados, los mismos fueron trasladados al puesto de guardacostas cubano de Jaimanitas, ubicado al oeste de La Habana. De allí, fueron trasladados al Centro de Detención de Villa Marista que también funciona como Cuartel General de la Seguridad del Estado. Las mujeres y los niños fueron liberados y los hombres permanecieron detenidos.

En los días posteriores al naufragio, familiares de las víctimas que perecieron ahogadas se dirigieron a las autoridades cubanas a fin de rescatar los cuerpos que se encontraban en el fondo del mar. La respuesta oficial fue que no contaban con buzos especializados para rescatar los cadáveres.

No permitiendo la investigación, no recuperando los cadáveres y si los recuperó no informó a sus familiares, hasta la fecha. Las 72 personas que  trataron de huir de Cuba en la embarcación nombrada “13 de Marzo” se  encontraban completamente desarmadas y su único propósito era el de llegar a las costas del  Estado de la Florida en los Estados Unidos buscando refugio y libertad. Las autoridades cubanas tenían información de antemano de estos hechos y no procedieron con las Leyes Marítimas Internacionales firmadas por Cuba. Desde el primer momento las autoridades del castro-comunismo estableció un plan de masacre y naufragio para este transbordador donde fallecieron 41 civiles.

Las embarcaciones que atacaron el «13 de Marzo» pertenecían al Ministerio de Transportes y se  denominan «Polargo 2», «Polargo 3» y «Polargo 5». Según los supervivientes, el «Polargo 5» fue la embarcación que actuó de forma más agresiva contra ellos. Se cree que la cuarta embarcación, que  seguía a las otras y que parecía estar dirigiendo las operaciones, pertenecía a las Tropas Guarda  fronteras de Cuba, que forman parte del Ministerio del Interior. Posteriormente el castro-comunismo ha tratando de callar los hechos. Los sobrevivientes en suelo
patrio fueron y han sido amenazados, perseguidos  y hostigados al igual que a los grupos opositores  que han tratado de recordar estos hechos de una forma pacífica.

IMPUNIDAD Y VIOLACIONES

El castro-comunismo viola las normas internacionales en las que se incluyen: Principios Básicos de  la ONU sobre el EMPLEO DE LA FUERZA Y DE ARMAS DE FUEGO POR LOS FUNCIONARIOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY CON ESTOS HECHOS. Consideramos que los que murieron en el incidente fueron las víctimas de una EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL, por tanto el castro-comunismo viola LOS PRINCIPIOS DE LAS NACIONES UNIDAS relativos a una EFICAZ PREVENCIÓN E INVESTIGACIÓN DE LAS EJECUCIONES EXTRA LEGALES, ARBITRARIAS O SUMARIAS. Todo esto convierte a este acto cometido por el castro-comunismo en GENOCIDIO, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD DE ASESINATO, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD DE EXTERMINIO, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD DE PERSECUCIÓN. ES UNA VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA VIDA, DEL DERECHO A LA INTEGRIDAD FÍSICA, DEL  DERECHO DE LIBRE MOVIMIENTO Y A LA JUSTICIA. Estos  hechos de barbarie y descomunal asesinato efectuado a hombres mujeres y niños, se han  denunciado en y ante la ONU, en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. El Comité  contra la Tortura de la Organización de Naciones  Unidas (ONU) y Amnistía Internacional.Estos siguen sepultados bajo un estado de impunidad a los culpables de estos hechos.


NOMBRES DE LAS PERSONAS ASESINADAS

ARROYO NARANJO:
Ángel René ABREU Ruiz, tres años
Jorge Arquímedes LEBRIGIO Flores, veintiocho años
Julia Caridad RUIZ Blanco, treinta y cinco años

COTORRO:
Pilar ALMANZA Romero, treinta años
Yaltamira ANAYA Carrasco, veintidós años
Marta CARRASCO Tamayo, cuarenta y cinco años
Yuliana ENRIQUEZ Carranza, veintitrés años
Sindy RODRIGUEZ Fernández, dos años
Manuel GAYOL, cincuenta y ocho años
Caridad LEYVA Tacoronte, cuatro años
Reinaldo MARRERO, cuarenta y ocho años
Helen MARTINEZ Enríquez, seis meses
Marjolís MENDEZ Tacoronte, diecisiete años
Odalys MUÑOZ García, veintiún años
José Carlos NIKEL Anaya, tres años
Leonardo NOTARIO Góngora, veintisiete años
Yousel Eugenio PEREZ Tacoronte, once años
Yasse (or Yasser) PERODIN Almanza, once años
Marta Caridad TACORONTE Vega, treinta y tres años.

GUANABACOA:
Ernesto ALFONSO Loureiro, veintinco años
Lissette María ALVAREZ Guerra, veinticuatro años
Giselle (or Lisette) BORGES Alvarez, cuatro años
Lázaro BORGES Briel, treinta y cuatro años
Joel GARCIA Suárez, veinticuatro años
Armando GONZALEZ Raíz (or Raizes), cincuenta años
Augusto Guillermo GUERRA Martínez, cuarenta y cinco años
Mario GUTIERREZ, treinta y cinco años
Elio Juan GUTIERREZ García, diez años
Fidelio Ramel PRIETO Hernández, cincuenta años.

MARIANAO:
Miralis FERNANDEZ Rodríguez, veintisiete años
Eduardo SUAREZ Esquivel, treinta y cinco años
Eliecer SUAREZ García, once años
Estrella SUAREZ Esquivel, cuarenta y cinco años
Yolindis RODRIGUEZ Rivero, dos años
Omar RODRIGUEZ Suárez, treinta años.

LAS VÍCTIMAS SOBREVIVIENTES
Mayda Tacoronte Verga, Milena Labrada Tacoronte, Román Lugo Martínez, Dasy Martínez Findore,  Tacney Estévez Martínez, Susana Rojas Martínez, Raol Muñoz García, Janette Hernández Gutiérrez, Modesto Almanza Romero, Frank Gonzáles Vásquez, Daniel Gonzáles Hernández, Sergio  Perodín Pérez, Sergio Perodín Almanza, Gustavo Guillermo, Martínez Gutiérrez, Yandi Gustavo Martínez Hidalgo, José Fabian Valdés, Eugenio Fuentes Díaz, Juan Gustavo Bargaza del Pino, Juan Fidel Gonzáles Salinas, Reynaldo Marrero Canarana, Daniel Prieto Suárez, Iván Prieto Suárez, Jorge Luis Cuba Suárez, María Victoria García Suárez, Arquímedes Venancio Lebrigio Gamboa, Yaussany Tuero Sierra, Pedro Francisco Garijo Galego, Julio César Domínguez Alcalde, Armando Morales Piloto, Juan Bernardo Varela Amaro, y Jorge Alberto Hernández Avila.

http://www.cartadecuba.org/hundimiento_del_remolcador.htm.

Los Niños del Río Canímar…preámbulo del Remolcador 13 de Marzo

Por Lionel Rodríguez de la Torre.
lionelrt@aol.com


La embarcación turística “XX Aniversario”, de dos pisos, y construida de ferrocemento, salió desde el muelle bajo el puente de la Vía Blanca para su recorrido por el río Canímar, en Matanzas, Cuba, con unos 50 pasajeros, muchos de ellos niños que, con sus padres y familiares, festejaban el fin de clases.

La embarcación navegaba por entre los bosques, que siglos antes habitaban indios, al mando del cacique “Caneymar”. Sobre una colina, un sencillo monumento recuerda el sitio de un encuentro, a tiros, en que murieron el líder nacionalista Antonio Guiteras y uno de los soldados que lo perseguían. El final de la ruta, conocida como “la estrechura”, lo marca un frondoso e improvisado parquecito, donde subieron, al barco, dos reclutas del Servicio Militar Obligatorio (SMO), los hermanos Sergio y Silvio Águila Yanes, de 19 y 18 años de edad, respectivamente, quienes portaban sendas “jabas” o bolsas, dentro de las cuales ocultaban fusiles automáticos soviéticos AKM, a los que habían quitado las culatas, para hacerlos más cortos, dos bayonetas, once cargadores de bala, una brújula y cuatro luces de bengala. Aparentemente contaban con el apoyo de tres pasajeros, dos hombres y una mujer.

El buque inició su retorno, y los dos jóvenes precipitaron la acción que habían planeado, sacaron de las bolsas sus AKM y conminaron al timonel a salir a la bahía y poner proa al mar, rumbo a Estados Unidos. El miliciano, que escoltaba a los pasajeros, resistió y recibió un balazo mortal, en el pecho. Los asaltantes permitieron que el guardia fuese llevado a la orilla, en un bote auxiliar de la nave, lo que sirvió para dar la alarma prematura a los milicianos del muelle, que pidieron refuerzos y comenzaron a disparar, contra los pasajeros de la nave. Mientras esto sucedía, el Partido Comunista de Matanzas celebraba una reunión de la que participaban su Secretario General, Julián Rizo Álvarez, y el Jefe del Ministerio del Interior, Mayor Romelio Pérez León, quienes, al ser informados, fueron a la desembocadura del río, y aún sabiendo que la nave llevaba una carga inocente de muchos escolares, ordenaron a sus esbirros: “Hagan todo lo necesario, para que no puedan salir de la bahía”. Lanchas patrulleras y un pequeño avión se unieron a la cacería, agregando sus disparos a los que se hacían desde tierra, ante los azorados ojos de la población. Rizo ordenó que una nave dragadora, de casco de acero, que por allí trabajaba, fuera lanzada contra la endeble de ferrocemento, a fin de hundirla con su carga humana.

Dentro de la “XX Aniversario” todo era pánico, los padres trataban de proteger a sus hijos, que lloraban, algunos querían que la fuga se consumara, otros clamaban por piedad, varios se lanzaron al mar o intentaban bajar al fondo del buque, que finalmente fue embestido y partido en dos por la arenera. ¿Cuántos murieron? Tal vez se sepa, cuando Cuba sea libre. Un acta oficial (copia de la cual pude ver) cita como muertos a: Sergio Águila Yanes (uno de los secuestradores), Mirta de Armas Naranjo, Onelia Quintana, Delio Gómez González, Juan Domínguez Alfonso, Vicente Fleitas Cabrera, José San Juan y su hija Marisel San Juan, de 11 años de edad, Osmani Rosales, de 9 años; Marisol Martínez, 17; Lilian González López, de solo tres años. Los testigos hablan de muchos desaparecidos y once supervivientes. Los cadáveres recuperados fueron entregados a sus familiares, con órdenes severas de “velorio discreto”, en las únicas dos funerarias de la ciudad, y entierro rápido.

El féretro, con el miliciano muerto, por el contrario, fue paseado por la ciudad como “un héroe”. El libelo local solo habló del “combatiente” y no se refirió a la matanza. Un parte oficial daba cuenta del arresto “de los secuestradores”, que fueron acusados de “piratería” y otros cargos. La sentencia sí fue ampliamente divulgada. Fueron condenados los jovencitos Silvio Águila Llanes y Roberto Calbeiro León a 30 años de prisión, Humberto Martínez Rosabal a 15, Rey Ángel Lorenzo a tres, y Mercedes de la Caridad Cervera Llanes a dos años. Mercedes logró después llegar a Florida. El destino de Rey Ángel Lorenzo siempre ha estado envuelto en especulaciones. Julián Rizo fue ascendido a la Secretaría Nacional y a miembro “alterno” del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.


La matanza del río Canímar ocurrió el 6 de julio de 1980, hace treinta años, y fue como un horrible anticipo de lo que vendría después, la espantosa masacre del remolcador “13 de marzo”. Al igual que los miles de crímenes cometidos antes y después, nunca la dictadura comunista fue condenada por aquello, ni en la gran prensa, ni en los organismos internacionales, ni por los gobiernos y políticos, que hacen negocios con el régimen castrista, que tratan de prolongarlo y ocultarlo.


¡Descansen en paz las víctimas del comunismo!

http://cubanosenred.foroes.net/a-corazon-abierto-f10/los-ninos-de-rio-canimarpreambulo-de-remolcador-13-de-marzo-t1509.htm.

Cuba y el exilio, entre oraciones a media asta, por las víctimas de la masacre en Río Canímar y el Remolcador 13 de marzo

HAGAMOS UNA ORACIÓN PARA LOS MUERTOS EN AMBAS MASACRES, PARA QUE SUS ESPÍRITUS SE ELEVEN Y PUEDAN ENCONTRAR LA PAZ Y LA LIBERACIÓN UNIVERSAL…

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 13 de julio del 2010.

Anuncios

15 comentarios to “LAS MASACRES DEL REMOLCADOR Y EL RÍO CANÍMAR BAJO EL TAPETE DE LAS ACTUALES EXCARCELACIONES EN CUBA”

  1. Mi humilde tributo, de mi Poemario “Cuba en Verso”.

    A LAS VÍCTIMAS DEL REMOLCADOR 13 DE MARZO ”

    El espantoso crimen que ocurrió a 7 millas de las costas cubanas, quedará para siempre, como una tragedia más, en la larga cadena que ha caracterizado a la tiranía de Fidel Castro. Una que muchos en la arena internacional han optado por ignorar y hasta amparar.

    Un total de 72 cubanos salieron hacia alta mar en busca de la libertad en Los Estados Unidos de América; las embarcaciones estatales “Polargo 2”, “Polargo 3”, y “Polargo 5”, remolcadores de acero, bloquearon y embistieron al Remolcador de madera “13 de Marzo”, mientras, con sus equipos de cañones de agua, le lanzaban agua a presión, a todas las personas que buscaban refugio en la cubierta.

    Desde el primer momento, las autoridades de Castro establecieron un plan de masacre y naufragio, para el transbordador, donde murieron 41 civiles.

    Sombras turbias en las aguas se formaron,

    Y ansiosas olas sorprendidas de reflejos,

    Señales mudas de escombros y suspiros,

    Que quedaron de testigos bajo el cielo.

    ¿Cómo hombres de entrañas encarnados

    Pudieron así atacar con vil empeño…

    Ignorando de inocentes los llantos

    Y las súplicas de madres en tormento?

    Cuando aves de las costas se recreaban,

    Y el sol contaba a las nubes sus portentos,

    ¿Cómo no sintieron que la vida es sagrada?…

    ¡Y arrebatarla es romper todo precepto!

    ¡Oh, espíritus que en las noche deambulan,

    Y que en brumas despejan los alientos!…

    ¿Cómo no fueron a socorrer las almas

    cuando sólo escapar era su intento?…

    Es tanta la malicia que ha engendrado,

    El que se esconde entre víboras y cuervos,

    El que duerme con espasmos en su guarida,

    Y ya respira el azufre del infierno.

    ¡Ayúdenme, jurídicos, legados…a entender!

    ¿Por qué no hay penas, no hay tormentos?…

    ¿Por qué nadie hoy cumple una condena,

    Por una matanza impune y sin objeto?

    Embistieron la vieja nave repleta,

    Con un cargo de esperanzas y de sueños,

    Y la hundieron con mangueras diabólicas,

    Hasta verla desaparecer bajo los cielos.

    Y a los náufragos que apenas escaparon,

    En celdas de castigos los pusieron,

    Con intentos de volverlos hombres mansos,

    Y obligarlos a vivir en el silencio.

    Sólo los que en misticismo hayan refugio,

    Y con plegarias divinas dan consuelo…

    Pudieran dar luz a este gran crimen

    ¡Cometido en las costas de nuestro suelo!

    NOMBRES DE LAS PERSONAS ASESINADAS

    ARROYO NARANJO:

    Angel René Abreu Ruiz, tres años

    Jorge Arquímedes Lebrigio Flores, veintiocho años

    Julia Caridad Ruiz Blanco, treinta y cinco años.

    COTORRO:

    Pilar Almanza Romero, treinta años

    Yaltamira Anaya Carrasco, veintidós años

    Mirta Carrasco Tamayo, cuarenta y cinco años

    Yuliana Enriquez Carranza, veintitrés años

    Sindy Rodriguez Fernández, dos años

    Manuel Gayol, cincuenta y ocho años

    Caridad Leyva Tacoronte, cuatro años

    Reinaldo Marrero, cuarenta y ocho años

    Helen Martinez Enríquez, seis meses años

    Marjolís Méndez Tacoronte, diecisiete años

    Odalys Munos García, veintiún años

    Jose Carlos Nikel Anaya, tres años

    Leonardo Notario Góngora, veintisiete años

    Yousel Eeugenio Pérez Tacoronte, once años

    Mirta Caridad Tacoronte, treinta y tres años.

    GUANABACOA:

    Esnesto Alfonso Loureiro, veinticinco años

    Lissette Maria Alvarez Guerra, veinticuatro años

    Giselle Borges Alvarez, cuatro años

    Lazaro Borges Briel, treinta y cuatro años

    Joel García Suárez, veinticuatro años

    Armando Gonzáles Raiz, cincuenta años

    Augusto Guillermo Guerra Martínez, cuarenta y cinco años

    Mario Gutiérrez , treinta y cinco años

    Elio Juan Gutiérrez García, diez años

    Fidelio Ramel Prieto Hernández, cincuenta años.

    MARIANAO:

    Miralis Fernández Rodríguez, veintisiete años

    Eduardo Suárez Esquivel, treinta y cinco años

    Eliecer Suárez García, once años

    Estrella Suárez Esquivel, cuarenta y cinco años

    Yolindis Rodríguez Rivero, dos años

    Omar Rodríguez Suárez, treinta años.

    Me gusta

    • Muy buen poema, que es como un canto lastimero ante esa masacre, amiga Ada Bezos, porque a dieciséis años de la misma, ningún organismo interancional se encarga de condenarlo o promover una revisión de lo que ocurrió. Sin embargo, nosotros, los cubanos, tenemos que empeñar nuestra palabra y nuestro grito, para exigir justicia y que esos hermanos, como los del Río Canímar, sean reivindicados y salvados, más allá de la muerte. Un saludo y profundo agradecimiento, por tu entrega en mi blog, poetisa Ada Bezos, te abraza Josán Caballero.

      Me gusta

  2. Enoch Elías Says:

    Hola, amigo Josan Caballero! Gracias por el hermoso tributo, pagado a mí personalmente en su blog. Copiar en mi PC para atesorar para siempre. Cuando el nombre de Arnold: No es mi nombre. Arnold usó el nombre en mi correo electrónico de MSN, en honor de la serie americana de Arnold, que había un muchacho negro Arnold, quien murió recientemente. Enoch es mi nombre real. Voy a traducir al portugués, pero algunos poemas de su propia inspiración. Hice un trabajo para mi álbum de CUBA, el remolcador 13 de marzo, como un homenaje a aquellos cubanos, que nunca han llegado a la tierra de la libertad. Un fuerte abrazo, de su amigo eterno. Buena suerte.

    Me gusta

  3. Jose Augusto Bedoya Fernandez Says:

    Me parece increible, que algunos datos estadísticos de an y wtr nos hablen de que probablemente en Cuba existan más de 1.000 ciudadanos presos, y otros tantos que han muerto y fueron fusilados, por tan solo ser objetores de conciencia y de libre expresión !
    Vamos, esto es demasiado, por los verdugos de los Castros y sus esbirros !

    Me gusta

  4. Victor Ramallo Says:

    Muy buen documental, verdadero, sencillo e impactante.

    Me gusta

  5. Armienne López Says:

    Fue tan bestial ese crimen, que se llevó hasta almas de niños.

    Me gusta

  6. Julita De Armas Hernandez Says:

    En este crimen murieron mi amiga y su hijo. !!! CUANTO DOLOR !!! CUANTO LA RECUERDO !!!!! Las mangueras la hundieron al fondo del mar, después de arrancarle a su niño de tres años.

    Me gusta

  7. Carlos Quintana Landa Says:

    Sólo puedo decir…¿qué podemos esperar CUBA y los CUBANOS, de estas GENTUZAS ASESINAS?.Gracias, Josán…bien sé de este tipo de dolor….Un abrazo.

    Me gusta

  8. Enoch Elias Says:

    http://www.ternuma.com.br Este es el sitio, que habla de los asesinos comunistas de Brasil.

    Me gusta

  9. Jose Augusto Bedoya Fernandez Says:

    Ningún crimen queda impune en esta vida !…..mucho menos los de los luchadores por la libertad !

    Me gusta

  10. Míriam Bertha Salazar González Says:

    ‎!!Ay, amigos, por el amor de Dios, “HE LLORADO LáGRIMAS POR Mí Y POR DELIA VEGA Y SU ESPOSO TACORONTE”. Yo pude ver en la casa de Delia Vega, en Hialeah, las fotos de ” Caridad Leyva Tacoronte (5), Yusely Eugenio Pérez Tacoronte( 11), Mayulis Méndez tacoronte (17) y Martha Caridad Tacoronte Vega (35). Esos dos padres y abuelos “SE VOLVIERON LOCOS” y fueron a parar a un “PROGRAMA PSIQUIáTRICO”, en Hialeah, llamado “DAY BY DAY Y HIALEAH SKILL”. !!Le asesinaron a todos sus seres amados. !AMéN POR TODOS !!!

    Me gusta

  11. […] LAS MASACRES DEL REMOLCADOR Y EL RÍO CANÍMAR BAJO EL TAPETE DE LAS ACTUALES EXCARCELACIONES EN CUB… […]

    Me gusta

  12. […] LAS MASACRES DEL REMOLCADOR Y EL RÍO CANÍMAR BAJO EL TAPETE DE LAS ACTUALES EXCARCELACIONES EN CUB… […]

    Me gusta

  13. Richmond VA dog training

    LAS MASACRES DEL REMOLCADOR Y EL RÍO CANÍMAR BAJO EL TAPETE DE LAS ACTUALES EXCARCELACIONES EN CUBA | Josancaballero’s Blog

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: