“La dictadura cubana tiembla y ha preparado un esquema represivo”, para implantarlo en contra del pueblo cubano…


¿Estabilidad regional con la dictadura cubana en el poder?

Por Jorge Hernández Fonseca.

El año 2011 comenzó con una avalancha revolucionaria en los países árabes. La caída –hasta ahora– de dos gobernantes vitalicios (para no llamarlos dictadores, como merecen), en Túnez y Egipto, ha hecho temblar la dictadura cubana y preparar un esquema represivo, para la semana que se avecina, en la cual los cubanos dignos recordaremos dos fechas patrias: el primer aniversario de la muerte, en huelga de hambre, de Orlando Zapata Tamayo, y el Grito de Independencia, en Baire, que inició la “Guerra Necesaria”, que proclamó Martí, desde el exilio.

No escribo esta columna, sin embargo, para convocar a los cubanos, dentro de la isla, a la rebeldía necesaria, como deberíamos estar haciendo todos los amantes de la libertad, para el pueblo cubano. Cada patriota sabe lo que debe hacer en este momento crítico de la dictadura que nos oprime. Los cubanos de dentro y fuera del país observamos en los sucesos del mundo árabe, no sólo la similitud con el probable desenlace de manifestaciones dentro de la isla pidiendo libertades, sino también la forma cautelosa y vacilante con que las Grandes Potencias –EUA y la UE– han seguido el curso del conflicto, jerarquizando sobre todo la estabilidad en el Medio Oriente y los intereses de la paz relacionados con Israel y su papel en la región.

Debido al interés que el posible contagio revolucionario que las revueltas árabes pudieran tener dentro de la isla, los cubanos de dentro y fuera del país observamos con interés adicional los dudosos movimientos tibios de la política exterior norteamericana y europea respecto a Cuba.

Esta semana ha sido pródiga en acciones asociadas a la conocida política estadounidense de apertura con la dictadura de los hermanos Castro, después que la actual administración norteamericana decidiera dar un paso más de apertura hacia la isla, sin aguardar el gesto que la lógica indica debería ser dado por la dictadura castrista. La UE por su parte, anunció la recepción del Canciller cubano por parte de la encargada de las relaciones exteriores europeas.

Un Comité de supuestos especialistas –realmente un grupo de admiradores de la dictadura cubana en Estados Unidos– publicó un informe que respalda el curso positivo de la actual administración hacia Cuba; un ex-gobernador norteamericano pidió eliminar a Cuba de la lista de países promotores del terrorismo; mientras que los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez proponían al Senado limitar los vuelos, precisamente a los países con vínculos terroristas.

Hay en la semana por venir, dentro de la isla, la amenaza de manifestaciones por el primer aniversario de la muerte de Orlando Zapata Tamayo y marchas por un aniversario más del Grito de Independencia de Saturnino Lora en Baire, Bartolomé Masó en Bayate y Juan Gualberto Gómez en Matanzas. Una semana que la dictadura preparó deteniendo preventivamente a la madre de Zapata Tamayo y amenazando a la disidencia interna con represión y mano dura.

Un primer aspecto que debemos señalar para el futuro inmediato, es que la compleja lucha que se nos avecina, debe estar desprovista de la pugna entre los partidos demócrata y republicano en los Estados Unidos. La unión de los senadores Rubio y Menéndez debe servirnos de ejemplo para seguirlo en los pasos que vendrán. No se trata de que la actual administración de EUA sea de un partido u otro. Detrás del acercamiento actual del presidente norteamericano a la dictadura cubana, hay intereses que superan la mera disputa bipartidista y los cubanos tenemos que enfrentar esa nueva línea política, seamos demócratas o republicanos.

La admiración de los cubanos exiliados con Norteamérica, así como la ayuda que inscribieron en sus leyes para auxiliar a los cubanos en diáspora por el mundo –el único país en el mundo que lo ha hecho, a lo cual debemos gratitud eterna– no debe ser mezclado con la defensa de nuestros sagrados intereses en este importante momento de nuestra historia y de nuestra lucha por la libertad y la democracia. Para los cubanos, la estabilidad del Caribe, Centroamérica y Sudamérica, tiene que estar siempre asociada con el final de la dictadura castrista.

Fidel Castro ha sido un verdadero azote para toda la América Latina en general y para EUA en particular. Armó, entrenó, financió y mandó ejércitos de guerrilleros a casi todos los países de Latinoamérica, provocando guerras importadas fratricidas que dejaron ríos de sangre en Bolivia, Venezuela, Perú, Colombia, Argentina, Brasil, Panamá, República Dominicana, Guatemala, El Salvador, Honduras y un largo etcétera, que incluyo países de Asia y África. ¿Dónde está la supuesta estabilidad con el mantenimiento del régimen castrista oprimiendo a los cubanos?

Si de alguna manera la dictadura cubana ha enarbolado “bandera blanca” es por una estrategia provisoria de subsistencia. El haber “pasado el batón” a Chávez en Latinoamérica, no es más que una manera de no focalizar el verdadero centro de terremoto comunista que amenazó a la región, y que será retomado de otra manera (siempre anti-norteamericana) cuando Castro tenga el respiro que pudiera surgir de un enfoque equivocado en EUA de su naturaleza real.

No es difícil para la oposición demócrata cubana demostrar que los lamentos plañideros de la dictadura en su postrer momento, se deben a una estratagema que le permita subsistir. Si bien todos reconocemos que el comunismo castrista no tiene futuro, no es eso lo que pasa por sus mentes cuando Estados Unidos les tiende una mano amiga. Los intereses económicos que muchos promueven para instalarse en la isla, es la carnada que ofrece en sacrificio el dictador y sus secuaces, que esperarán el momento propicio para, otra vez, volver al marxismo “salvador”.

Los cubanos de dentro y fuera de la isla, que luchamos para llevar un régimen democrático a Cuba, debemos hacer pagar a cualquier administración norteamericana o europea, el precio de un acercamiento a una dictadura que no esté dispuesta a derogar sus leyes represivas, a permitir los partidos políticos dentro de la isla, que permita libertad de información, prensa e internet, que libere los viajes para y desde la isla a todos los cubanos y a un proceso de conciliación entre todos, vigilados solamente por una sociedad civil, libre e independiente.

Detrás de los que promueven el acercamiento con la dictadura sin hacerle pagar el precio que deben, hay siempre un interés económico individual fuera de los sagrados intereses de la Nación Cubana. En Europa –fundamentalmente en España– para continuar con el apartheit del cual los empresarios de turismo aprovechan nuestra debilidad ciudadana, asociándose con la dictadura para explotarnos doblemente. En EUA, los flamantes intereses relacionados con la venta de alimentos a la isla, producto de la quiebra de la agricultura cubana, que pretenden acentuar esa relación de dependencia. Con ninguno de ellos hay conversaciones posibles.

Dentro de EUA, los cubanos demócratas o republicanos, debemos dejar claro que ningún político tendrá futuro con el voto cubano, si no apoya lo que directamente signifique la libertad de Cuba, la derogación de sus leyes represivas y los pasos hacia la protección de una sociedad civil con libertad de información, libertad política y libertad económica. No es una lucha contra EUA. Es una lucha por nuestros sagrados intereses patrios dentro e EUA y Europa, que cobre bien caro el juego que se pretende hacer contra la libertad y la democracia para Cuba.

No habrá estabilidad de ningún tipo, en nuestra región americana, mientras los cubanos demócratas no barramos a Fidel, Raúl y sus generales del equipo gobernante. Pudieran no haber manifestaciones dentro de la isla reclamando democracia –como se hace en el mundo árabe– pero lo que no puede dejar de haber es lucha en el exilio, en todos los campos, todos los días del año, por el sagrado derecho que tenemos los cubanos de acceder a una patria digna y decente.

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Brasil, 20 de Febrero de 2011.


3 comentarios to ““La dictadura cubana tiembla y ha preparado un esquema represivo”, para implantarlo en contra del pueblo cubano…”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¿Estabilidad regional con la dictadura cubana en el poder? Por Jorge Hernández Fonseca. El año 2011 comenzó con una avalancha revolucionaria en los países árabes. La caída –hasta ahora– de dos gobernantes vitalicios (para no …..

  2. Muy bueno todos estos artículos y comentarios.
    Abraço,
    Cordovés.

  3. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: