Tocar las puertas del infierno, sin derecho a réplica…


EL MUNDO REAL DE UNA SOCIEDAD FICTICIA

Por Amelia M. Doval

Las noticias abarcan, desde tsunamis, hasta movimientos telúricos, asesinatos y macabros hallazgos. En el mismo centro, un tema: la liberación de otro grupo de presos cubanos, entre ellos, Oscar Elías Biscet. El mundo se carga de crisis y protestas, tiranos y aberrados. Nosotros, los de siempre, esperamos un cambio, mientras ellos, imponen voluntades.

Mencionar la atrofiada, amnésica y desvinculada realidad cubana, que ha quedado registrada, para siempre, con palabras ficticias, a través de la Constitución, es demarcar los límites de nulidad existencial de los cubanos. Enumerar injusticias y exigir derechos, en un intento de preludiar un futuro, que no se vislumbra, es crear expectativas, pero vivir la opresión, sin derecho a réplica, es tocar las puertas del infierno, perdiendo, en el camino, la voluntad, el honor y el decoro.

El aparato represivo de los Castros se hace magnánimo y dueño absoluto de la vida de cada cubano. Las leyes decretadas y desconocidas, por la población, ponen de manifiesto el poder absoluto del gobierno, para encarcelar, reprimir y torturar, con el propósito de exterminar opositores, y transformar en aliados-delatores a todos aquellos, que no resistan las presiones impuestas.

Un encarcelado, por motivos políticos, puede ser recluido, en un calabozo, por tiempo indefinido, sin notificar a sus familiares y sin recibir visitas, que le aclaren su condición. Los servicios jurídicos le son negados, hasta tanto el régimen no tenga estructurado el caso, para condenar al preso, que ha decidido mantener sus criterios.

El mundo ha olvidado y se deshace de culpas, con la causa cubana. Denunciar los crímenes, que se cometen a diario, es necesario y primordial. Para aquellos que aún aplauden, estrujando, en el vacío, el alma reprimida, y menospreciando el derecho universal de ser libres, les impongo una meta, deshágase en preguntas y constrúyanse respuestas: ¿Por qué permanece prisionero de su propia nulidad, un ser humano? ¿qué puede transformar a un hombre sano, en un ser humano enfermo y dependiente de la caridad ajena? ¿cómo es posible que mueran tantos, en su afán de salir, como toros en feria de San Fermín, sin importar la sangre o la vida que se pierda?

Si usted denunció y denuncia las brutalidades, en sociedades menos represivas, entonces, tómese un minuto de su tiempo, para pensar que una isla bañada de calor, minúscula, entre tanta tierra y agua inmensa, necesita que sus habitantes recuperen el derecho de salir de las cavernas, de sus burdeles mentales, sus cuevas vivenciales y sempiternas, para incorporarse, con dignidad y respeto, al siglo XXI.

Sólo con pensar en ellos, y por ellos, usted le regala un segundo de libertad, una piedra en el camino, para librarse de su orfandad social y su falta de derechos, por obra y desgracia de los Castro. No lo olvide. Por un instante, hágase cargo, igualmente usted, como nosotros, de cambiar o denunciar esta profunda irrealidad y decandencia.

dovalamela@yahoo.com

http://www.creabloggers.ning.com/profile/AmeliaMariaDoval

Cuba libera al médico disidente Oscar Elías Biscet

LA HABANA (Reuters) – El Gobierno cubano liberó el viernes a Oscar Elías Biscet, médico de profesión y uno de los cuatro presos políticos reclamados por Amnistía Internacional que rechazaron el exilio tras un histórico acuerdo de excarcelación.

Biscet, de 49 años, había sido condenado a 25 años de cárcel en 2003, como parte de un proceso que llevó entonces a prisión a 75 disidentes. Al llegar a su casa dijo que seguirá su lucha por “la libertad” del pueblo cubano.

Con la excarcelación de Biscet quedan en prisión tres opositores condenados en 2003 a penas de entre 6 y 28 años de cárcel que rechazan el exilio.

“Estoy muy feliz porque estoy con mi familia, mis amigos, mis vecinos”, dijo Biscet visiblemente emocionado poco después de llegar a su casa en el reparto de Lawton, en La Habana.

El disidente, que sobresale por su oposición al aborto y en favor de los derechos humanos, dijo que tiene sentimientos “ambivalentes”.

“Me siento triste también porque en realidad sigo preso en esta isla, cambié de posición nada más, de un lugar deprimente hacia mi casa que me hace feliz”, agregó sentado en la sala de su vivienda junto a su esposa, Elsa Morejón.

En el momento del acuerdo alcanzado por la Iglesia Católica y el presidente Raúl Castro en julio pasado, del grupo de los 75 quedaban en prisión 52 opositores. Desde entonces, han sido liberados gradualmente y la mayoría han partido hacia España u otros países con sus familiares.

Pese a la dilación del proceso que estaba previsto en un plazo de hasta cuatro meses, la Iglesia ha dicho que el acuerdo sigue vigente y que todos serían excarcelados.

La liberación de Biscet había sido anunciada el jueves por la Iglesia Católica en un breve comunicado.

El médico opositor dijo que “nada ha cambiado” en la isla y que continuará con su lucha.

“Por ahora el primer plan es estar con la familia, recuperarse y decirle al Gobierno que estamos aquí para conquistar la libertad de este pueblo”, agregó el disidente que vestía una camisa azul y corbata roja, un atuendo similar al utilizado por los opositores que se marcharon del país.

Las excarcelaciones han sido aplaudidas por la comunidad internacional, pero los disidentes sostienen que el Gobierno cubano está consiguiendo deshacerse de la oposición.

El acuerdo con la Iglesia ha puesto en libertad también a decenas de otros presos condenados por delitos como piratería y sabotaje, que algunos grupos de derechos humanos consideran delitos de naturaleza política. Todos se han marchado a España.

http://noticias.lainformacion.com/policia-y-justicia/penas/cuba-libera-al-medico-disidente-oscar-elias-biscet_qwkPyE7b1WEXVyQrBMYxL5/

Biografía del Dr. OSCAR ELÍAS BISCET GONZÁLEZ

Oscar Elías Biscet nació en La Habana, Cuba, el 20 de Julio de 1961, en el seno de una familia cubana de humildes orígenes.
En 1985, se graduó en Medicina, especializado en medicina interna.
Ya en 1986 llevó a cabo su primera protesta por las largas horas sin pago que los médicos cubanos están forzados a ofrecer, y fue suspendido profesionalmente por un año del Hospital Nacional. En 1987, comenzó a practicar y enseñar medicina en el Hospital Obstétrico / Pediátrico Hijas de Galicia, en La Habana.
Para fines de los años 80, el Dr. Biscet comenzó con sus actividades cívicas manifestándose en contra de los abusos cometidos por el régimen castrista. En el año 1994 se le abrió un expediente donde fue acusado de “peligrosidad” [i] (*) por las autoridades cubanas.
En 1997, el Dr. Biscet creó la Fundación Lawton por los Derechos Humanos, una organización humanitaria considerada ilegal por las autoridades cubanas, dirigida a promover pacíficamente la defensa de los derechos humanos, tomando como base el primero de los derechos: El Derecho a la Vida, y que desarrolla su accionar por medio de tácticas de desobediencia civil no violentas.
En este mismo año 1997 el Dr. Biscet realizó un estudio sobre la práctica del aborto, documentando estadísticas no oficiales sobre las técnicas de aborto utilizadas en el Hospital Hijas de Galicia. El estudio, que exponía escalofriantes revelaciones acerca del empleo del Rivanol como método abortivo, se titula: “Rivanol: Un método para destruir la vida [ii] En ese trabajo se enumeran los métodos abortivos comúnmente utilizados en el sistema de salud y se denuncia que la metodología del Rivanol era completada,de ser necesario, con la falta de asistencia al neonato en caso del nacimiento del niño vivo. El trabajo denuncia también que esta práctica aberrante se realizaba sin previa información a la paciente de esta posibilidad.
Para decirlo claramente: el Dr. Biscet denuncia que estos niños eran asesinados después de haber nacido, y que ésta era una práctica común en hospitales a lo largo de la Isla. “Rivanol: un método para destruir la vida” se hizo público en Abril de 1998 y fue entregado oficialmente la gobierno cubano, con una carta a Fidel Castro el 9 de Junio de 1998, en la que se denunciaba al Sistema de Salud Cubano por genocidio. Dicho estudio fue traducido al Inglés y enviado a la Convención Sobre los Derechos del Niño, en Ginebra, Suiza.
Poco después el Dr. Biscet da a conocer un documento titulado: “Una actitud que nos concierne a todos”[iii] donde alerta acerca del problema del aborto en Cuba, y solicita apoyo sobre todo a sus colegas. Con palabras directas señala: “En sus manos está el poder detener este genocidio hecho legal, usted puede decir no y con su apoyo hacer cambiar este proceder erróneo en nuestra sociedad”. El documento,según consta en el mismo texto, fue distribuido a los médicos presentes en el Hospital.
Sin un momento de pausa, en sus nobles propósitos, y con una entereza sin límites; el 24 de febrero de 1998 da a conocer en el Hospital donde laboraba un texto a modo de discurso solicitando la atención de sus colegas sobre el respeto al derecho a la Vida[iv] Así como otro texto escrito en los mismo términos y en la misma fecha titulado: “En defensa de la Vida”. [v]
La respuesta de las autoridades no se hizo esperar y en la misma fecha en que se produjeron los hechos, mediante resolución laboral[vi] fue expulsado del Hospital, situación que dio a conocer de inmediato en un documento de denuncia[vii] , con fecha 25 de febrero del mismo año.
En febrero de 1998, el Dr. Biscet fue oficialmente expulsado del Sistema Nacional de Salud y desde entonces no se le ha permitido practicar su profesión de médico en su país. Su esposa la Licenciada Elsa Morejón, enfermera de profesión, se encuentra también desempleada debido a las actividades pro derechos humanos de su esposo y ha tenido que depender de la caridad de sus amistades para subsistir.
Durante la misa histórica del Papa Juan Pablo II en La Habana en enero de 1998, la Fundación Lawton por los Derechos Humanos efectuó mediante carteles, un llamado por la liberación de todos los presos políticos. El Dr. Biscet ha reclamado verbalmente en las calles por justicia ante los tribunales donde juicios arbitrarios han de realizarse y ha reclamado la libertad religiosa y libertad de expresión en manifestaciones públicas.
La Fundación Lawton que preside el Dr. Biscet, junto con otros grupos de derechos humanos, ha intentado establecer una escuela de desobediencia civil no violenta. Esta organización de derechos humanos ha enviado cartas alrededor del mundo a médicos, líderes religiosos, oficiales de la ONU, organizaciones de salud, grupos de derechos humanos y dignatarios, solicitando solidaridad por Cuba. La Fundación Lawton ha realizado marchas pacificas en parques durante el aniversario de la Declaración Universal por los Derechos Humanos, un documento que han repartido a ciudadanos en la calles mensualmente, y han denunciado abusos de derechos humanos en La Habana en conferencias donde la prensa internacional ha asistido.
El 26 de marzo de 1999 la Fundación Lawton se unió a otros activistas de los derechos humanos declarando ante la prensa internacional que los siguientes objetivos deberían ser logrados en Cuba por la vía no violenta, considerando la Nación cubana como una, incluyendo los que residen en exilio fuera de la Isla:
1. Todos los prisioneros políticos deben ser liberados;
2. Todos los artículos que violan los derechos humanos del hombre deben ser abolidos;
3. La Democracia debe reestablecerse en Cuba.
Del 7 de Junio al 7de Julio de 1999, uno de los eventos más significativos de la oposición pacifica cubana se efectuó bajo el liderazgo de la Fundación Lawton. Un grupo de activistas por los derechos humanos en La Habana, iniciaron una huelga de hambre de cuarenta días ingiriendo solamente líquidos, para demandar la puesta en libertad de todos los presos políticos y llamar atención a la violación de los derechos humanos en Cuba. Dicha actividad se multiplico por todo el país y miles de cubanos se unieron en 54 sitios de ayuno; además sus compatriotas en el exilio alrededor del mundo se unieron al ayuno en solidaridad. Miembros de la prensa internacional cubrieron el evento y diplomáticos extranjeros visitaron el pequeño apartamento en Tamarindo 34, en La Habana.
El ayuno de Tamarindo 34, como llegó a conocerse, sacó de la apatía a buena parte de la oposición pacifica en Cuba, dando un ejemplo de inclaudicable entrega a la causa de la defensa de los Derechos Humanos en Cuba.
Al concluir el ayuno, 40 días después de comenzado, el Dr. Biscet declaraba su opción por la no-violencia al afirmar que había adquirido la capacidad de amar a sus enemigos, sustituyendo la violencia, la ira, la venganza y el odio; por la justicia y el perdón. Con proverbial cita concluye : “Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto”. Y a renglón seguido señala: “Y esa perfección en libertad emana de Dios”.
Después de protagonizar el ayuno el Dr. Biscet fue objeto de 26 detenciones arbitrarias en un periodo de 18 meses y sujeto a innumerables tratos crueles, inhumanos y degradantes.
El Dr. Biscet fue arrestado el 3 de Noviembre de 1999 y retenido en la prisión del Departamento Técnico de Investigaciones localizado en las calles Cien y Aldabó, en La Habana. De acuerdo al Sr. Sergio Hernández – el abogado defensor asignado por el Estado – los archivos mostraban que el Dr. Biscet había sido acusado oficialmente de los llamados crímenes de “deshonrar símbolos nacionales”, “desorden publico,” e “incitació actuación delictiva” por los que el Fiscal del estado de la Republica de Cuba pedía una sentencia de diez años.
Dos eventos estaban relacionados con estas acusaciones. En el primero, el 22 de febrero de 1999, al Dr. Biscet se le acusò de “conducta inapropiada” por haber organizado una protesta pacifica pro-vida frente al Hospital Hijas de Galicia en La Habana cuando el, la Sra. Migdalia Rosado y otro activista pacifico por los derechos humanos, fueron golpeados salvajemente. El director del hospital, la Dra. Laura Fernández, y la Dra. Norma Silva, líder del Partido Comunista, encabezaron el ataque llevado a cabo por una turba de médicos, ex-colegas del Dr. Biscet. El segundo incidente, aconteció unos días antes de la Conferencia Iberoamericana en La Habana y motivó que se acusara al Dr. Biscet de los tres crímenes mencionados anteriormente. La Fundación Lawton por los Derechos Humanos y numerosos miembros de otros grupos del movimiento de oposición celebraron una conferencia de prensa el 28 de Octubre de 1999 para anunciar una marcha pacífica en La Habana para reclamar por la libertad de todos los presos políticos y los derechos humanos en Cuba.
En esta conferencia, dos banderas cubanas se mostraron, en una posición vertical invertida, como señal de protesta, por las violaciones de los derechos humanos en Cuba (esos activistas pro derechos humanos que intentaron participar en dicha marcha fueron golpeados brutalmente por turbas al servicio del Gobierno y dos de ellos fueron puestos en prisión) Como resultado de estas acusaciones el Dr. Biscet fue sentenciado a 3 años de prisión que cumplió en la prisión “Cuba Si” cerca de Holguín, Oriente, situada en la parte oriental de Cuba, a centenares de kilómetros de su casa en La Habana, lo cual hizo las visitas familiares extremadamente difíciles durante esos años.
Este médico cubano, declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional desde 1999, es un cristiano devoto, seguidor del las filosofías de Gandhi y Martin Luther King, Jr. ha sido maltratado física y psicológicamente, sufriendo golpizas, amenazas, humillaciones, chantajes, intimidaciones, interrogatorios y encarcelamientos en celdas junto a individuos desquiciados mentales y criminales comunes. En varias ocasiones, Seguridad de Estado ha intentado someter al Dr. Biscet a exámenes psiquiátricos en Mazorra (el hospital psiquiátrico de La Habana) y lo ha presionado para que salga de Cuba, a lo que el Dr. Biscet a respondido con que èl nunca abandonará su país.
Después de haber cumplido sus 3 años en prisión, a fines del 2002, el Dr. Biscet fue puesto en libertad y se le permitió regresar a su casa.
Pero, apenas un mes después, cuando se preparaba para reunirse con una delegación de activistas de derechos humanos de Matanzas, la policía secreta lo detuvo junto a muchos de los delegados. Después de varios meses en prisión, ya en 2003, el Dr. Biscet fue nuevamente acusado de actividades peligrosas para la seguridad del Estado. (Ley 88 llamada La Ley Mordaza). En esta ocasión fue sentenciado a 25 años de prisión.
El Dr. Biscet está cumpliendo esta condena en condiciones infrahumanas, se le ha castigado en celdas tapiadas en numerosas ocasiones, ha sido mantenido en una celda soterrada durante meses y le han encerrado junto a presos comunes. También se le ha mantenido durante largos períodos incomunicado sin oportunidad de visitas de su esposa que, como integrante de las Damas de Blanco, ha sido galardonada recientememnte con el Premio Sajarov.
Firme en sus demandas de justicia hasta que Cuba logre su libertad, el Dr. Biscet se encuentra en buen estado de animo y espíritu a pesar de haberse los maltratos a los que es sometido. En una reciente visita a la prisión por parte de su madre, el Dr. Biscet envió un mensaje a su esposa Elsa, pidiendo que sus hermanos y hermanas cubanos en la isla y en el exilio se unieran en oración con la comunidad internacional por la libertad de todos los prisioneros políticos y por la libertad de expresión en Cuba. También expresó su gratitud a todos los que se han preocupado por su bienestar, particularmente sus colegas en la profesión medica.
El Dr. Oscar Elías Biscet, ha ofrendado su vida dedicádnola por entero a sus actividades pacíficas a favor de los derechos humanos y como defensor del valor de la vida humana. Su postulación al premio Príncipe de Asturias de la Concordia es en sí misma una denuncia sobre su injusta encarcelación ya que su único crimen ha sido honrar la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su propio país.

DR. OSCAR ELIAS BISCET GONZALEZ, Prisión Combinado del Este, Edificio No. 2, Primer Piso, Ala Sur Destacamento 15, Compañía 2113 – La Habana, Cuba.

Esposa del Dr. Biscet : Elsa Morejon Hernández Acosta, 464 e/ 8va y 9va, Lawton, Ciudad de la Habana, Cuba Telefono: 53 7 991774.

Esta compilación biográfica sobre el Dr. Biscet ha sido elaborada por Gabriela de Sarduy, con material tomado ( en muchas casos literalmente), de “Medicina Cubana” http://medicinacubana.blogspot.com , del Dr. Eloy González, la Coalición de Mujeres Cubano Americanas – Sra Laida Carro Joseito76@aol.com, Hermanos al Rescate www.hermanos.org y Mujeres y Madres anti represión en Cuba www.marporcuba.org
Referencias
[i] El Código Penal dice en el artículo 72: “Se considera estado peligroso la especial proclividad en que se haya una persona para cometer delitos, demostrada por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista.”

[ii] El Documento puede consultarse en http://biscet.blogspot.com/2007/04/oscar-elas-biscet-documentos-inditos.html

[iii] Ídem.
[iv] Idem.
[v] Idem.
[vi] Idem.
[vii] Idem.
http://biscet.blogspot.com/2007/04/biografa-del-dr-oscar-elas-biscet.html

Miami, 11 de marzo del 2011.

3 comentarios to “Tocar las puertas del infierno, sin derecho a réplica…”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: EL MUNDO REAL DE UNA SOCIEDAD FICTICIA Por Amelia M. Doval Las noticias abarcan, desde tsunamis, hasta movimientos telúricos, asesinatos y macabros hallazgos. En el mismo centro, un tema: la liberación de otro grupo de pres……

  2. Es un verdadero hombre.

  3. alegre karina Says:

    Hola, soy argentina, 39 años de edad y por temas de estudio quisiera recibir informacion de como es la vida actual en Cuba. Cuales son sus inquietudes, necesidades, costumbres y la relacion con el gobierno. Agradecería mucho aluguna respuesta muchas gracia. Atte. Karina Alegre

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: