Los 23 meses de Josancaballero’s Blog y las votaciones de los Premios TREBLOGS DE LA SUERTE 2011, en el marco del Día de San Patricio


Estamos conmemorando los 23 meses de creación del Blog Josancaballero, en las vísperas del Día de St. Patrick, este 17 de marzo, por lo que luego de ofrecer las cifras, que  nos destacan como bitácora alternativa de éxito, dentro de la Blogosfera internacional, nos dedicaremos a comentar sobre las características de dicha celebración, en los Estados Unidos, así como algunos pormenores del Premio TREBLOG DE LA SUERTE 2011, que aún se mantiene, en el período de votaciones, hasta el último día de este mes de marzo, y que todavía lo pueden hacer, entrando a las diferentes categorías, que están colocadas, en la columna derecha inferior, de Josancaballero’s Blog.

Con 277 mil 777 vistas totales, el Blog de Josan Caballero ha logrado 12 mil 077 visitantes aproximados, cada uno de los 23 meses, desde su puesta en marcha, junto a 337 posts, 10 mil 130 comentarios, que se encuentran distribuidos entre 1 mil 638 etiquetas  y 40 categorías, de tal manera que ustedes pueden percatarse del desarrollo, que ha ido teniendo esta bitácora, en casi dos años de creación.

Celebración del Día de San Patricio

El día de san Patricio (en irlandés: Lá ‘le Pádraig o Lá Fhéile Pádraig) se celebra anualmente el 17 de marzo para conmemorar el fallecimiento de San Patricio (386493), santo patrón de Irlanda. Es una fiesta nacional en la República de Irlanda (una fiesta por costumbre y no oficial en Irlanda del Norte), en Montserrat y en la provincia de Canadá de Terranova y Labrador.

El Día de san Patricio se celebra a nivel mundial por todos los irlandeses e incluso muchas veces por gente que no tiene ascendencia irlandesa. La celebración generalmente tiene por temática todo lo que es verde e irlandés; ambos, cristianos y no cristianos, celebran la fiesta regularmente vistiéndose de verde, disfrutando de la gastronomía irlandesa la cual incluye col y bebidas irlandesas, y asistiendo a desfiles.

En algunos establecimientos se puede apreciar que se vende cerveza teñida verde, para la festividad.

Desfiles de San Patricio

El desfile del día de san juan en Dublín forma parte de un festival que dura cinco días y más de 500.000 personas asistieron a él en el año 2006. El desfile más grande del día de san Patricio tiene lugar en la ciudad de Nueva York y es presenciado por más de dos millones de espectadores. El desfile del día de san Patricio se celebró, por primera vez, en la ciudad de Nueva York, el 17 de marzo de 1762, cuando los soldados barranquilla marcharon a través de la ciudad.

Los desfiles también tienen un duende y unas sirenas en barranqilla lugar en otros pueblos y villas de barranqilla . Otros grandes desfiles incluyen los de Belfast, Mánchester, Birmingham, Londres, Coatbridge, Montreal, Boston, Filadelfia, Chicago, Kansas, Savannah, Denver, Scranton,en Soto y Toronto. Otros grandes desfiles también tienen lugar en otros lugares a través de Europa, y América (además de Estados Unidos y Canadá), estos países son Argentina y Uruguay.

Fue sólo a mediados de los picos (1990) que el gobierno irlandés comenzó a utilizar esta festividad internacional a la altura de las grandes celebraciones en el mundo y promover exaltación a través de Irlanda por vía de una innovación, creatividad, vuelta a las raíces y actividad de marketing.

—Promover la oportunidad y motivación para que la gente con ascendencia irlandesa (y aquellos que desean ser irlandeses) atiendan y se unan en esta celebración imaginativa y expresiva.
—Proyectar internacionalmente, una imagen fehaciente de Irlanda como país creativo, profesional y sofisticado con una apariencia llamativa a nivel mundial.

El primer Festival de san Patricio se realizó el 17 de marzo de 1996. En 1997, se convirtió en un evento de tres días, y para el 2000, ya era un evento de cuatro días. En 2006, el festival duró cinco días.

http://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_San_Patricio.

San Patricio, Patrón de Irlanda

“Yo era como una piedra en una profunda mina; y aquel que es poderoso vino, y en su misericordia, me levantó y me puso sobre una pared.” -San Patricio

Ver también: De su confesión: Muchos pueblos renacieron a Dios por mí”

Nacido en Gran Bretaña (Bennhaven Taberniae -pueblecito de Escocia que hoy no se encuentra en los mapas-, hacia el 385, muy joven fue llevado cautivo a Irlanda, y obligado a guardar ovejas. Recobrada la libertad, abrazó el estado clerical y fue consagrado obispo Irlanda, desplegando extraordinarias dotes de evangelizador, y convirtiendo a la fe a numerosas gentes, entre las que organizó la Iglesia. Murió el año 461, en Down, llamado en su honor Downpatrik (Irlanda).

No se conoce con exactitud los datos cronológicos del Apóstol de Irlanda. Por lo que el santo dice de si mismo, se supone que era de origen romano-bretón. Su padre Calpurnio era diácono y oficial del ejercito romano; su madre era familia de San Martín de Tours; su abuelo había sido sacerdote ya que en aquellos tiempos no se había impuesto aún la ley del celibato sacerdotal en todo el occidente.

Se afirma que fue alrededor del año 403, a la edad de 16 años, que cayó prisionero de piratas junto con otros jóvenes para ser vendido como esclavo a un pagano del norte de Irlanda llamado Milcho. Lo sirvió cuidando ovejas. Trató de huir varias veces sin éxito.

La Divina Providencia aprovechó este tiempo de esclavitud, de rudo trabajo y sufrimiento, para espiritualizarlo, preparándolo para el futuro, ya que el mismo dijo que hasta entonces “aún no conocía al verdadero Dios”, queriendo decir que había vivido indiferente a los consejos y advertencias de la Iglesia.

Se cree que el lugar de su cautiverio fue en las costas de Mayo, al borde del bosque de Fochlad (o Foclut). De ser así, el monte de Crochan Aigli, que fue escenario del famoso ayuno de San Patricio, también fue el lugar donde vivió los tristes años de su juventud.

Lo mas importante es que para entonces, como el lo dice: “oraba de continuo durante las horas del día y fue así como el amor de Dios y el temor ante su grandeza, crecieron mas dentro de mí, al tiempo que se afirmaba mi fe y mi espíritu se conmovía y se inquietaba, de suerte que me sentía impulsado a hacer hasta cien oraciones en el día y, por la noche otras tantas. Con este fin, permanecía solo en los bosques y en las montañas. Y si acaso me quedaba dormido, desde antes de que despuntara el alba me despertaba para orar, en tiempos de neviscas y de heladas, de niebla y de lluvias. Por entonces estaba contento, porque lejos de sentir en mi la tibieza que ahora suele embargarme, el espíritu hervía en mi interior”.

Después de seis años en tierra de Irlanda y de haber rezado mucho a Dios para que le iluminara sobre su futuro, una noche soñó que una voz le mandaba salir huyendo y llegar hasta el mar, donde un barco lo iba a recibir. Huyendo, caminó mas de 300 kilómetros para llegar a la costa. Encontró el barco, pero el capitán se negaba rotundamente a transportarlo. Sus reiteradas peticiones para que le dejasen viajar gratis fueron siempre rechazadas, hasta que al fin, después de mucho orar con fervor, el capitán accedió a llevarlo hasta Francia. La travesía fue aventurada y peligrosa. Después de tres días de tormenta en el mar, tocaron tierra en un lugar deshabitado de la costa, caminaron un mes sin encontrar a nadie y hasta las provisiones se agotaron. Patricio narra esa aventura diciendo:

“llegó el día en que el capitán de la nave, angustiado por nuestra situación, me instaba a pedir el auxilio del cielo. ‘¿Cómo es que nos sucede esto, cristiano? Dijiste que tu Dios era grande y todopoderoso, ¿por qué entonces no le diriges una plegaria por nosotros, que estamos amenazados de morir por hambre? Tal vez no volvamos a ver a un ser humano…’ A aquellas súplicas yo respondí francamente: ‘Poned toda vuestra confianza y volved vuestros corazones al Señor mi Dios, para quien nada es imposible, a fin de que en este día os envíe vuestro alimento en abundancia y también para los siguientes del viaje, hasta que estéis satisfechos puesto que El tiene de sobra en todas partes’. Fue entonces cuando vimos cruzar por el camino una piara de cerdos; mis compañeros los persiguieron y mataron a muchos. Ahí nos quedamos dos noches y, cuando todos estuvieron bien satisfechos y hasta los perros que aún sobrevivían, quedaron hartos, reanudamos la caminata. Después de aquella comilona todos mostraban su agradecimiento a Dios y yo me convertí en un ser muy honorable a sus ojos. Desde aquel día tuvimos alimento en abundancia.”

Finalmente llegaron a lugar habitado y así Patricio quedó a salvo a la edad de veintidós o veintitrés años y volvió a su casa. Con el tiempo, durante las vigilias de Patricio en los campos, se reanudaron las visiones y, a menudo, oía “las voces de los que moran mas allá del bosque Foclut, mas allá del mar del oeste y así gritaban todas al mismo tiempo, como si salieran de una sola boca, estas palabras: ‘Clamamos a ti, Ho joven lleno de virtudes, para que vengas entre nosotros nuevamente’ “.   “Eternas gracias deben dársele a Dios, agrega, porque al cabo de algunos años el Señor les concedió aquello por lo que clamaban”.

No hay ninguna certeza respecto al orden de los acontecimientos que se produjeron desde entonces.

Los primeros biógrafos del santo dicen que Patricio pasó varios años en Francia antes de realizar su trabajo de evangelización en Irlanda. Existen pruebas firmes de que pasó unos tres años en la isla de Lérins, frente a Canes, y después se radicó en Auxerre durante quince años mas. También hay sólidas evidencias de que tenía buenas relaciones personales con el obispo San Germán de Auxerre. Durante este tiempo le ordenaron sacerdote.

Algunos historiadores sostienen, que en esa época hizo un viaje a Roma y que, el Papa Celestino I fue quien le envió a Irlanda con una misión especial, ya que su primer enviado Paladio nunca logró cumplir porque a los doce meses de haber partido murió en el norte de Britania. Para realizar esa misión encomendada por el Pontífice, San Germán de Auxerre consagró obispo a Patricio.

Puesto que dependemos de datos confusos, legendarios y muchas veces contradictorios, de sus primeros biógrafos, es materialmente imposible obtener detalles del heroico trabajo en las tierras donde había estado cautivo. La tradición afirma que trabajó en el norte, en la región de Slemish, que dicen fue la misma donde Patricio cuidaba el ganado y oraba a Dios cuando era un joven esclavo. Una anécdota que antiguamente la tenían por auténtica en Irlanda relata que cuando el amo se enteró del regreso de Patricio convertido en venerado predicador, se puso tan furioso que prendió fuego a su propia casa, pereciendo en medio de las llamas.

Se afirma que, a su arribo a tierras irlandesas, San Patricio permaneció una temporada en Ulster, donde fundó el monasterio de Saúl y que con la energía que lo caracterizaba se propuso la tarea de conquistar el favor del “Gran Rey” Laoghaire, que vivía con su corte en Tara, de la región de Meath.

Utilizaba un lenguaje sencillo al evangelizar. Por ejemplo, para explicarles acerca de la Santísima Trinidad, les presentaba la hoja del trébol, diciéndoles que así como esas tres hojitas forman una sola verdadera hoja, así las tres personas divinas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, forman un solo Dios verdadero. Todos lo escuchaban con gusto, porque el pueblo lo que deseaba era entender.

San Patricio y sus enemigos

Sus acérrimos opositores fueron los druidas, representantes de los dioses paganos. También sufrió mucho a manos de los herejes pelagianos, que para arruinar su obra recurrieron inclusive a la calumnia. Para defenderse, Patricio escribió su Confessio. Por fortuna poseemos una colección bastante nutrida de esos escritos, que nos muestra algo de el mismo, como sentía y actuaba.

Circulaba entre los paganos un extraño vaticinio, una profecía, respecto al santo, que Muirchu, su historiador nos transmite textualmente así: “Cabeza de azuela (referencia a la forma aplanada de la cabeza tonsurada) vendrá con sus seguidores de cabezas chatas, y su casa (casulla o casuela, es decir casa pequeña) tendrá un agujero para que saque su cabeza. Desde su mesa clamará contra la impiedad hacia el oriente de su casa. Y todos sus familiares responderán, Amén, Amén”. Los augurios agregaban esto todavía: “Por lo tanto, cuando sucedan todas estas cosas, nuestro reino, que es un reinado de idolatría, se derrumbará”.

En la evangelización, San Patricio puso mucha atención en la conversión de los jefes, aunque parece ser que el mismo rey Laoghaire no se convirtió al cristianismo, pero si, varios miembros de su familia. Consiguió el amparo de muchos jefes poderosos, en medio de muchas dificultades y constantes peligros, incluso el riesgo de perder la vida (mas de cinco veces) en su trato con aquellos bárbaros. Pero se notaba que había una intervención milagrosa de Dios que lo libraba de la muerte todas las veces que los enemigos de la religión trataban de matarlo. En un incidente que ocurrió en misión, su cochero Odhran, quizás por algún presentimiento, insistió en reemplazar al santo en el manejo de los caballos que tiraban del coche, por consiguiente fue Odhram quien recibió el golpe mortal de una lanza que estaba destinada a quitarle la vida a San Patricio.

No obstante los contratiempos, el trabajo de la evangelización de Irlanda, siguió firme. En varios sitios de Irlanda, construyó abadías, que después llegaron a ser famosas y alrededor de ellas nacieron las futuras ciudades. En Leitrim, al norte de Tara, derribó al ídolo de Crom Cruach y fue uno de los lugares donde edificó una de las iglesias cristianas. En la región de Connaught, realizó cosas notables. En la población de Tirechan se conservó para la posteridad la historia de la conversión de Ethne y Fedelm, hijas del rey Laoghaire. También existen las narraciones de las heroicas predicaciones de San Patricio en Ulster, en Leinster y en Munster.

Por su santidad, manifiesta en su carácter su lenguaje sencillo al evangelizar y por el don de hacer milagros, San Patricio logró muchas victorias sobre sus oponentes paganos y hechiceros. Ese triunfo le sirvió para que los pobladores de Irlanda se abrieran a la predicación del cristianismo. De hecho hacen referencias en los textos del Senchus Mor (el antiguo código de las leyes irlandesas) a cierto acuerdo concertado en Tara entre los paganos y el santo y su discípulo San Benigno (Benen). Dicen esos libros que “Patricio convocó a los hombres del Erin para que se reunieran todos en un sitio a fin de conferenciar con él. Cuando estuvieron reunidos, se les predicó el Evangelio de Cristo para que todos lo escucharan. Y sucedió que, en cuanto los hombres del Erin escucharon el Evangelio y conocieron como este daba frutos en el gran poder de Patricio demostrado desde su arribo y al ver al rey Laoghaire y a sus druidas asombrados por las grandes maravillas y los milagros que obraba, todos se inclinaron para mostrar su obediencia a la voluntad de Dios y a Patricio”.

Hay muchas fantasías sobre las confrontaciones de San Patricio con los magos druidas pero también hay relatos que tienen un trasfondo sin duda histórico. Dicen que un Sábado Santo, cuando nuestro santo encendió el fuego pascual, se lanzaron con toda su furia a apagarlo, pero por más que trataron no lo lograron. Entonces uno de ellos exclamó: “El fuego de la religión que Patricio ha encendido, se extenderá por toda la isla”. Y se alejaron. La frase del mago se ha cumplido; la religión católica se extendió de tal manera por toda Irlanda, que hoy sigue siendo un país católico, iluminado por la luz de la religión de Cristo, y que a su vez a dado muchos misioneros a la Iglesia.

El Sínodo

Hay muchas y buenas razones para creer que San Patricio convocó a un sínodo, seguramente en Armagh, no se mencionó el sitio. Muchos de los decretos emitidos en aquella asamblea, han llegado hasta nosotros tal como fueron redactados, aunque no cabe dudas que a varios de ellos se le hicieron añadiduras y enmiendas. En esa época San Patricio era ya un anciano con la salud quebrantada por el desgaste físico de sus austeridades y de sus treinta años de viajes de evangelización. Probablemente el sínodo haya tenido lugar cuando los días del santo ya estaban contados.

Vida de Santidad

Solo llegaremos a comprender el hondo sentimiento humano que tenía el santo y el profundo amor a Dios que lo animaba, si estudiamos detenidamente sus escritos contenidos en las “Confesiones”, la Lorica y la carta a Coroticus de San Patricio. Conoceremos el secreto de la extraordinaria impresión que causaba a los que lo conocían personalmente. Patricio era un hombre muy sencillo, con un gran espíritu de humildad. Decía que su trabajo misionero era la simple actuación de un mandamiento divino y que su aversión contra los pelagianos se debía al absoluto valor teológico que él atribuía a la gracia. Era profundamente afectuoso, por lo que vemos en sus escritos referirse tantas veces al inmenso dolor que le produjo separarse de su familia de sangre y de su casa, a la que le unía un gran cariño. Era muy sensible, le hacía sufrir mucho que digan que trabajaba en la misión que había emprendido para buscar provecho propio, por eso insistía tanto en el desinterés que lo animaban a seguir trabajando.

De sus Confesiones: “Incontables dones me fueron concedidos con el llanto y con las lágrimas. Contrarié a mis gentes y también, contra mi voluntad, a no pocos de mis mayores; pero como Dios era mi guía, yo no consentí en ceder ante ellos de ninguna manera. No fue por mérito propio, sino porque Dios me había conquistado y reinaba en mí. Fue El quien se resistió a los ruegos de los que me amaban, de suerte que me aparté de ellos para morar entre los paganos de Irlanda, a fin de predicarles el Evangelio y soportar una cantidad grande de insultos por parte de los incrédulos, que me hacían continuos reproches y que aun desataban persecuciones contra mí, en tanto que yo sacrificaba mi libertad en su provecho. Pero si acaso se me considera digno, estoy pronto a dar hasta mi vida en nombre de Dios, sin vacilaciones y con gozo. Es mi vida la que me propongo pasar aquí hasta que se extinga, si el Señor me concede esa gracia”.

La santidad da frutos

El buen éxito de la misión de San Patricio se debe ante todo a su fe por la que se disponía a cualquier sacrificio y a la inteligente organización que supo crear en esa isla, carente de ciudades y dividida en muchas tribus o clanes, dirigidos por un jefe independiente cada una. El supo adaptarse a las condiciones sociales del lugar, formando un clero local, consagró obispos y sacerdotes y fundo monasterios y pequeñas comunidades cristianas dentro del mismo clan, sin rechazar usos ni costumbres tradicionales. Tuvo la feliz idea de que el obispo de cada región fuera al mismo tiempo el Abad o superior del monasterio más importante del lugar, así cada obispo era un fervoroso religioso y tenía la ayuda de sus monjes para enseñar la religión al pueblo. Las vocaciones que consiguió para el sacerdocio y la vida religiosa fueron muchísimas.

La obra de evangelización pudo progresar rápidamente gracias también a que San Patricio atrajo muchos discípulos fieles, como Benigno quién estaba destinado a sucederle. Siempre fue muy fiel a la Iglesia y, a pesar de la distancia, el santo se mantenía en contacto con Roma. En el año 444 se fundó la iglesia catedral de Armagh (hoy Armoc), la sede principal de Irlanda, dato que está asentado en los “Anales de Ulster”. Es probable que no haya pasado mucho tiempo antes que Armagh se convirtiera en un gran centro de educación y administración.

San Patricio, en el transcurso de 30 años de apostolado, convirtió al cristianismo a “toda Irlanda”. El propio santo alude, mas de una vez, a las “multitudes”, a los “muchos miles” que bautizó y confirmó. “Ahí”, dice San Patricio, “donde jamás se había tenido conocimiento de Dios; allá, en Irlanda, donde se adoraba a los ídolos y se cometían toda suerte de abominaciones, ¿cómo ha sido posible formar un pueblo del Señor, donde las gentes puedan llamarse hijos de Dios? Ahí se ha visto que hijos e hijas de los reyezuelos escoceses, se transformen en monjes y en vírgenes de Cristo”. Sin embargo, como es lógico pensar, el paganismo y el vicio no habían desaparecido por completo. En las “Confesiones”, que fueron escritas hacia el fin de su vida, dice el santo: “A diario estoy a la espera de una muerte violenta, de ser robado, de que me secuestren para servir como esclavo, o de cualquier otra calamidad semejante”. Pero más adelante agrega: “Me he puesto en manos del Dios de misericordia, del Todopoderoso Señor que gobierna toda cosa y, como dijo el profeta: ‘Deja tus cuidados con el Señor y El proveerá la manera de aliviarlos”. En esta confianza estaba, sin duda su incansable valor y la firme decisión de San Patricio a lo largo de su heroica carrera. Su fortaleza de no permitir a los enemigos del catolicismo que propagaran por allí sus herejías, fue una de las razones para que Irlanda se haya conservado tan católica.

La obra del incansable misionero dio muchos frutos con el tiempo: Lo vemos en el maravilloso florecimiento de santos irlandeses. Logró reformar las leyes civiles de Irlanda, consiguió que la legislación fuera hecha de acuerdo con los principios católicos, lo cual ha contribuido a que esa nación se haya conservado firme en la fe por mas de 15 siglos, a pesar de todas las persecuciones.

Según un cronista de Britania, Nennius, San Patricio subió a una montaña a rezar y hacer ayuno y “desde aquella colina, Patricio bendijo al pueblo de Irlanda y, el objeto que perseguía al subir a la cima, era el de orar por todos y el de ver el fruto de sus trabajos…Después, en edad bien avanzada, fue a recoger su recompensa y a gozar de ella eternamente. Amén”. Patricio murió y fue sepultado en el año 461, en Saúl, región de Stragford Lough, donde había edificado su primera iglesia.

http://www.corazones.org/santos/patricio.htm
La Fiesta de San Patricio
 
La Fiesta de San Patricio es muy celebrada en Irlanda, de donde es patrón.
Este buen santo nació en la actual localidad escocesa de Killatrick, entre Dunbriton y Galsgow. Era de familia romano-británica de convicciones cristianas, su padre llamado Calfurnio era diácono y su abuelo sacerdote.
Todas las fuentes consultadas, coinciden en que cuando nuestro amigo tenía 16 años fue apresado por unos piratas irlandeses y que lo tomaron como esclavo junto a otros prisioneros. San Patricio fue llevado a Irlanda y allí fue comprado por un ganadero que le destinó al pasto de ovejas y al cuidado de montes y bosques. Durante todo este tiempo entró en él una auténtica devoción hacia Jesús, dedicando muchas horas a la oración. Al cabo de cinco o seis años consiguió escapar en un barco que se dirigía a Italia. Allí se ordenó de sacerdote y entró en contacto con San Germán que le enseñó todo lo necesario para evangelizar. En el año 432 fue ordenado obispo de Irlanda, un cargo difícil, si tenemos en cuenta que el cristianismo en aquella nación se desconocía. San Patricio empezó a crear comunidades cristianas por todo el país y predicando el Evangelio a todo aquél que lo quería escuchar. Levantó iglesias, fundó diócesis, bautizó, ordenó sacerdotes … en definitiva, fue un auténtico misionero. Cabe mencionar, que en aquella época, Irlanda estaba dividida en un gran número de tribus que formaban diferentes estados. Tuvo que pedir el permiso del jefe (rey) de cada territorio para su evangelización y para convencerlos no escatimaba en regalos, el dinero de los cuales procedía de su propia fortuna familiar.
Patricio vivía en absoluta pobreza y rechazaba todo tipo de limosnas personales; todo el dinero que recogía lo destinaba a los más pobres y a la evangelización.
Como todos los santos, su vida se adorna de leyendas o tradiciones como las que hizo huir a todas las serpientes de Irlanda o que enseñó a los irlandeses a destilar. San Patricio falleció en la ciudad de Down el 17 de marzo de entre los años 461 al 464.

Las cosas que se asocian con el Día de San Patricio

*El color verde, porque es el color de primavera en Irlanda y del trébol.
*El leprechaun, nombre que deriva de la palabra irlandesa luchorpan que significa “el cuerpo pequeño”. Un leprechaun es un hada que toma la apariencia de una miniatura de hombre viejo. Los Leprechauns son criaturas solitarias y se pasan su tiempo fabricando zapatos. Si oyes el sonido de su martillo, él está trabajando y tú sabes que lo has encontrado. Si lo capturas, puedes obligarle a que revele el paradero de su tesoro, pero si tú lo pierdes de vista, por unos segundos, él desaparecerá.
*La Piedra de Blarney es la piedra de la pared de la torre del Castillo de Blarney en el pueblo irlandés de Blarney. Se supone que besando la piedra trae el regalo de elocuencia persuasiva al besador. Los orígenes de las propiedades mágicas de la Piedra de Blarney no están claros, pero una leyenda dice que una mujer vieja lanzó un hechizo en la piedra para premiar a un rey que la había salvado de ahogarse. Besando la piedra bajo el hechizo el rey consiguió la habilidad de hablar dulce y convincentemente.
* El trébol, un miembro de la familia del trébol, fue usado por San Patricio para explicar el misterio de la Trinidad, las tres hojas del trébol que representa el Trinidad (el Padre, el Hijo y el espíritu santo). Según la leyenda irlandesa, el santo de Irlanda escogió el trébol como un símbolo de la Trinidad de la iglesia Cristiana. Hasta el momento, el trébol sigue siendo el emblema nacional de Irlanda y es llevado orgullosamente por personas irlandesas, en todo el mundo, el Día de San Patricio (17 de marzo). Muchos investigadores pueden no estar de acuerdo en que el trébol es la planta escogida por San Patricio. Dicen que el trébol es una planta con flores amarillas y las hojas impresas azul y verdes. Otros creen que es una variedad de trébol blanco. Estas plantas son nativas de Europa y fueron trasladadas a América del Norte. El alazán que crece en Europa y Asia también se considera a menudo que es el verdadero trébol.
La táctica de San Patricio consistía, en comunicar la doctrina cristiana, mediante elementos familiares, a la cultura local (celtas), entre ellas, el alcohol.

Fuente (s):

http://www.ny-archdiocese.org/pastoral/c…
http://www.ny.com/holiday/stpatricks/par…
http://www.ireland.com/events/st.patrick…

http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20061004105124AAo4ACR

Continúan las votaciones de los Premios TREBLOGS DE LA SUERTE 2011

Recuerden que las votaciones se cierran el 31 de marzo del 2011, a las 12 de la noche, hora de Miami, y que los resultados se darán a conocer el 15 de abril del 2011, día en que Josancaballero’s Blog cumple dos años de creado.
Hasta ahora, en las cuatro categorías convocadas, los resultados son los siguientes:
Muchas gracias por los que han recibido gratamente la iniciativa de estos Premios TREBLOGS DE LA SUERTE 2011, tanto los nominados, como los seguidores y votantes, pero esperamos que sigan las mismas, de modo que se logre garantizar la efectividad del certamen, hasta su cierre, el 31 de marzo, y su posterior premiación, el 15 de abril del 2011, pues dadas las cifras recaudadas, ellas no indican todavía un porcentaje adecuado de votaciones, que nos permitan realizar, no sólo la premiación, sino tambien la publicación del libro, con los textos y artículos de los ganadores, para las próximas ferias del libro hispanas.
Durante la primera quincena de abril se publicará el blog homónimo, con más detalles del Premio, sus categorías y las características de los nominados, inicialmente, y luego de los que salgan premiados, a partir de la segunda quincena de abril, por lo que recabamos de los votantes una participación más nutrida, mayor al 50 porciento, que permita avalar la obra de cada bloguero galardonado, para obtener tal distinción, y que se haga factible dicha premiación, tanto para Abracalibro International Publishers, como Josancaballero’s Blog, entidades que promueven este original concurso de bitácoras y sitios webs hispanos.
Cualquier duda o sugerencia, pueden hacerla llegar al blog organizador, en el cuerpo de comentarios de este y la otra bitácora Exilio Unido Ya, que contiene igualmente dichas votaciones, hasta que sean dados a conocer los premios, el 15 de abril del 2011.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 15 de marzo del 2011.

Una respuesta to “Los 23 meses de Josancaballero’s Blog y las votaciones de los Premios TREBLOGS DE LA SUERTE 2011, en el marco del Día de San Patricio”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Estamos conmemorando los 23 meses de creación del Blog Josancaballero, en las vísperas del Día de St. Patrick, este 17 de marzo, por lo que luego de ofrecer las cifras, que  nos destacan como bitácora alternativa de éxito, de…..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: