Archivo para Carlos Gardel

LO QUE HAY QUE VER Y OIR DE MANOLO FERNANDEZ, “EL CABALLERO DEL TANGO” CUBANO…

Posted in AVATARSERES, CUBANIEDADES with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on 7 noviembre 2017 by josancaballero

(Acróstico-Epifonema para el gran cantor Cubano Manolo Fernández,

y también para su familia, a petición de su sobrino Claudio Fernández)

Por JOSAN CABALLERO.

EL CABALLERO DEL TANGO TIENE VOZ PARA RATO

Mañana asombras tú, con tu voz de universo,

A los que te conocen, y aquellos que hoy escuchen

Nombrar la inmensidad, cual si fuera un estuche,

Ornado con guitarras y estrellas de peluche,

Luminoso cantor del tango, sin esfuerzo;

Orgánico mentor, entre islas, disperso:

Feliz quien te escuchó, desde Párraga al mundo,

Encandilar oídos y rostros furibundos,

Recuperas la luz, por cabarets, inmerso;

Nacido sobre letras, cual cubano rotundo,

Alzando tus acentos porteños y diversos:

Novio de la Argentina, de ayer a tu arrabal,

Das melodía a aquel del hoy inmemorial:

Elegante señor, con voz de tenor terso;

Zaguero del bolero, cuya vida es un verso

Enorme de “motivos sentimentales”…Soy

Leve conocedor de tu timbre vocal,

Caballero con “Sueños de Juventud” radial:

Artista consagrado en “La Corte Suprema”:

Bendito repertorio del corazón: Emblema

Airoso de un cantante, con glamorosos temas

Latinos, tropicales, pero tu magia y rango

Luce tal maestría, con la fuerza del tango:

Eres hombre de un gremio, con sus grandes dilemas,

Rondado por la gloria y menudos problemas:

Oteaste ideologías, cual si fueran programas

De poder: La distancia entre tu hoy y la fama:

El sentimiento alza tu bandera, que es lema

Leal de tus conquistas, como si un anatema

Terminara tu historia, en medio de un esquema

Alucinado y torpe, mientras destino rema

Novedad a otra isla; y Puerto Rico brama,

Guardando tu talento, si la guadaña quema:

Oh, señor que te salvas y surges, cual poema:

Definiendo tu rango de cantor, con sus temas:

        “Caballero del Tango”, Manolo, qué gran gema

        hallada en nuestra historia musical, hoy diadema,

        que vale rescatar en grande epifonema:

        !LO QUE HAY QUE VER Y OIR DE MANOLO FERNANDEZ,

        CON TODA SU EPOPEYA: ES UNA HISTORIA GRANDE:

        LA VOZ MAS GARDELIANA, ENTRE EL ARROZ CON MANGO

        DEL PAIS QUE LEGO AL “CABALLERO DEL TANGO”!

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 01-02 de noviembre del 2017:

Día de los Muertos que Renacen!

LA BIOGRAFIA DE MANOLO FERNANDEZ

Por Ricardo García Blaya.

Si de algo estaba seguro, como coleccionista e investigador, era que del 40 —sobre tango—, había escuchado todo. Sin embargo, a comienzos de este año 2012, esta certeza se hizo pedazos por una sorprendente revelación.

Bastó oír un par de temas —de una compilación que me enviara el amigo Jorge Camacho—, para descubrir a un cantor monumental, nacido en Cuba hace noventa años. Un artista que, a mi gusto, supo interpretar desde su tierra guajira el espíritu cabal de nuestro tango argentino.

A Manolo Fernández no lo conocía ni siquiera por referencias y, cuando lo escuché, quedé anonadado por su calidad y la hermosa textura de su voz.

Es el clásico cantor de aquella década dorada de la que surgieron los mejores vocalistas. Es a tal punto arquetípico, que un desprevenido oyente, por la coloratura de su voz y su fraseo, podría confundirlo y creer que se trata de un porteño. Su interpretación de “Motivo sentimental” —de 1945 con la orquesta de Rey Díaz Calvet—, brillante y emotiva, es un testimonio fehaciente de cómo se cantaba en aquellos años inolvidables.

Uno de los rasgos principales es su media voz, además de su fraseo delicado y su gran afinación. Tiene recursos sonoros, yeite y un timbre de tenor brillante. Los matices y el modo de ligar las frases lo convierten en un cantor de excepción.

Fiel representante de la escuela gardeliana, su versión de “Sueño de juventud” es un ejemplo de ello. Es dueño de una potencia sonora que sabe esconder —tal como lo hicieron los más grandes— y uno intuye, en los difíciles pasajes de una obra, que le sobra voz para el desafío propuesto.

Las grabaciones enviadas por Jorge corresponden a dos períodos muy diferentes de su trayectoria. En primer lugar, hay cuatro registros de 1945, con la orquesta del cubano Rey Díaz Calvet y ocho, entre 1946 y 47, con una orquesta de músicos de la isla, dirigida por nuestro compatriota Joaquín Mora. En segundo lugar, doce temas con la orquesta de Américo Caggiano, de los que no tengo fecha precisa, pero que presumo son de mediados de los años sesenta. Dos épocas diferentes, y si bien en esta última, su registro descendió un tono, mantuvo su jerarquía y su gran profesionalismo, pero ya no era el mismo cantor.

Además, el amigo Camacho anexó a su envío, un texto que pasaré a transcribir, que procede de la Enciclopedia Discográfica de la Música Cubana 1925-1960, de Cristóbal Díaz-Ayala, que resulta útil para conocer, aunque de forma muy somera, su trayectoria.

«Debutó en 1936, en el programa radial de aficionados La Corte Suprema del Arte, ganando el primer premio. Comenzó cultivando los géneros españoles pero el tango era su verdadero aire y cantándolo hace su debut profesional en 1941, por la emisora radial CMQ. Todo el Caribe le tiene querencia al tango —especialmente si viene en acento tropical— y no le fue difícil a Manolo llevar su arte a México, en 1944, y a Caracas en varias ocasiones.

«Durante muchos años, fue artista exclusivo de una de las emisoras más importantes de Cuba, Radio Cadena Suaritos, combinando tangos y el repertorio sentimental hispanoamericano.

«En la década de los cincuenta, además de radio, cabarets y teatros, tuvo un programa diario de televisión. Fue además Presidente de la Asociación Cubana de Artistas y decidido defensor del gremio.

«Desde 1960, se radicó en Puerto Rico, haciendo giras artísticas frecuentes a los Estados Unidos e Hispanoamérica, incluyendo la Argentina, donde era apreciada su manera singular de decir el tango.

«En los ochenta se trasladó a Miami. Poco tiempo después de cumplir sus bodas de oro con la música en 1986, murió mientras esperaba salir a cantar al escenario.

«Por su forma de ser, siempre correcta, se le conocía como El Caballero del Tango».

De esta trascripción, me surge una duda: el mencionado paso de Manolo por la Argentina. Esta duda es a raíz de la falta de conocimiento que del mismo, me manifestaron los colegas consultados. Tampoco, encontré revistas ni diarios que documentaran su presencia. Un intérprete de esas condiciones no podía pasar inadvertido.

Después de volver a deleitarme escuchándolo por enésima vez, deseo destacar algunas perlas: “La abandoné y no sabía” y “Tal vez será su voz”, acompañado por la orquesta de Rey Díaz Calvet (sello Panart, 1945); “Puro cuento”, de Alberto Alonso y letra de Francisco Ruiz Paris y “Discos de Gardel”, acompañado por la orquesta de Joaquín Mora (sello Panart, 1946/47).

También, el arreglo en tango del bolero “La media vuelta” de José Alfredo Jiménez, acompañado por la orquesta de Américo Caggiano (sello Star) y, tres tangos que no conocía: “Bandoneones en la noche” —de Alfredo Navarrine con versos de Ángel Vigo Díaz—, “Con tu voz querida” —de Francisco De Caro y José María Suñé— y “Noches de tangos” —de Nicolás Vaccaro y Horacio Sanguinetti—, con la orquesta de Joaquín Mora.

Como corolario, vale mencionar que su hija Dolores Fernández, desde Miami, nos envió algunos datos muy interesantes para completar esta semblanza.

Manolo Fernández nació en el barrio de Párraga, en La Habana, en el seno de una familia humilde. Su papá era sastre, hijo de inmigrantes asturianos, y su mamá costurera. El niño no tuvo una educación formal ya que, sus evidentes dotes para el canto, convencieron a sus padres de inscribirlo en el Instituto Cubano de la Música.

De ahí en más, inició una exitosa carrera en Cuba, que luego se fue extendiendo a los países del Caribe, México y los Estados Unidos, gracias a la radio y a sus giras por la región.

Nos cuenta Dolores que una señora cubana, arraigada en Tampa, y que después resultó su abuela, viajó a la isla acompañada de sus hijas, invitada por un amigo en común con Manolo. Tenía la ilusión de verlo en vivo en una audición de la radio. Era una ferviente admiradora que lo escuchaba desde su casa, en los Estados Unidos. Fue a causa de ese viaje que el cantor conoció a Loly, su futura cónyuge.

A partir de 1950, el ambiente político en la isla dio un giro importante y sucedieron varios hechos revolucionarios que derivaron en la destitución del dictador Fulgencio Batista y en la asunción al poder del comandante Fidel Castro.

Manolo era en ese momento, el presidente de la Asociación Cubana de Artistas y Músicos, sindicato que estaba dividido ideológicamente entre los que apoyaban la revolución y los que se manifestaban dubitativos, a causa del comunismo que pregonaba el nuevo régimen. El cantor en alguna oportunidad, manifestó su esperanza en que las cosas cambiarían para mejor, pero no era un hombre de la causa.

Asimismo, por su fama y prestigio artístico, más allá de que era un cantor popular, estaba relacionado con la burguesía cubana. Por esta circunstancia y quizás, por la envidia de algún colega, fue denunciado y estuvo a punto de ser detenido y fusilado. Lo salvó el embajador de los Estados Unidos, Earl T. Smith quien, el 13 de enero de 1959, intervino a causa del origen norteamericano de Loly, su esposa, y lo subió a un avión de Pan American, no sin antes evitar un intento de arresto por parte de un grupo armado de militares rebeldes que estaba en el aeropuerto.

Esta es a grandes rasgos, la historia de un gran artista que, por la magia virtual de nuestro foro, La Mesa del Café y el generoso aporte de Jorge Camacho, tenemos el placer de disfrutar.

Nombre artístico: Manolo Fernández

Nombre real: Fernández, Manuel

Seudónimo/s: El Caballero del Tango

Cantor y guitarrista

(4 octubre 1922 – 2 junio 1988)

Lugar de nacimiento: La Habana Cuba.

http://www.todotango.com/creadores/biografia/1506/Manolo-Fernandez/

LA HISTORIA OFICIAL…DE MANOLO FERNANDEZ

Manolo Fernández fue un actor, cantante y guitarrista cubano, conocido también como El Caballero del tango. Destaca, entre 1940 y 1988, con actuaciones en la radio, la televisión y el cine, además de cantar tangos.

Trayectoria:

Nace el 4 de octubre de 1922 en La Habana, Cuba, ubicada en la región occidental de Cuba. Se inicia artísticamente en 1936 en el programa radial La Corte Suprema del Arte.

En este programa obtuvo el primer premio, comenzó vocalizando canciones del género español, aunque es el tango el verdadero camino a seguir. Como profesional, comenzó en 1941 en la emisora CMQ.

En ese año protagonizó el filme Romance musical, de Ernesto Caparrós. Volvió de nuevo a las pantallas cubanas en Rincón Criollo, durante 1948. Luego lo hace en Siete muertes a plazo fijo, con Maritza Rosales de pareja.

Realizó giras por varios países de América, entre ellos, México y Venezuela en 1944. Fue durante años artista exclusivo de la emisora Radio Cadena Suaritos, combinando tangos y el repertorio sentimental hispanoamericano.

En la década de 1950, además del trabajo en la radio, cabarets y teatros, tuvo un programa diario de televisión. Fue presidente de la Asociación Cubana de Artistas, y decidido defensor de la clase obrera.

En 1955 actúa en el Teatro Martí en homenaje al bandoneonista argentino residente en Cuba, Cayetano Pizzi, junto a los guitarristas Fabio Landa, Alfredo Chamba y Víctor Montero, los cómicos gaucho Dick y Biondi y los cubanos Elsa Valladares, Nilda Espinosa, Miguel Ángel Penabad, Olga Chorens y Emilio Ramil.

En el extranjero:

Desde 1960 se radicó en Puerto Rico, desde allí realizó giras artísticas frecuentes por Estados Unidos e Hispanoamérica, incluyendo la Argentina, donde era apreciada la manera singular de cantar tangos.

En la década de 1980 se traslada a Estados Unidos, Miami, donde continúo actuando hasta cumplir las bodas de oro con la música.

Muerte:

Fallece el 6 de febrero de 1988 en Miami, Estados Unidos, mientras esperaba salir a cantar al escenario.

Discografía:

La abandoné y no sabia

Sueño de juventud

Confesión

Noche de tangos

Tal vez será tú voz

Motivo sentimental

Discos de Gardel

Bandoneones en la noche

Con tu voz querida

Sin palabras

Puro cuento

Adiós pampa mía

Album: Homenaje Postumo a Manolo Fernandez

Niña Isabel

Uno

Linda guajira

La flor de la canela

Caminito (A Tres Voces)

Cuba en la lejanía

Cobarde

No te perdono más

En mi viejo San Juan

La pastora

El amor de mi bohío

Que nadie sepa mi sufrir.

Datos generals:

Nombre               Manolo Fernández

Nacimiento         4 de octubre de 1922

La Habana, Cuba

Fallecimiento     6 de febrero de 1988

Miami, La Florida, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Residencia          Miami

Ocupación           Actor y cantante

Fuentes:

Artículo Aquellos rostros del cine cubano (1897-1959) Disponible en: “www.cubacine.cult.cu” Consultado: 23 de diciembre de 2011.

Artículo Manolo Fernandez – Homenaje Postumo A Manolo Fernandez.Mp3 Disponible en: “www.tradebit.com” Consultado: 23 de diciembre de 2011.

https://www.ecured.cu/Manolo_Fern%C3%A1ndez

MANOLO FERNANDEZ EN QUIMERA

Por Gabriel Astengo.

Publicado el 18 mayo del 2014

En este antológica producción, vemos a Manolo Fernández, “El Caballero del Tango”, interpretando, de manera excelente, a dos voces, el precioso vals, Quimera. También se pueden apreciar en el video, al legendario guitarrista de temas sudamericanos, Cuco Vila, y al famoso actor cómico, Tito Hernández.

Manolo Fernandez, nombrado “El Caballero del Tango”, nació el 10 de abril ( 4 de octubre?) de 1922, en el barrio de Párraga, La Habana. Su papá era sastre, hijo de inmigrantes asturianos, y su mamá costurera. Ganó el primer premio de un programa de aficionados, el martes 13 de enero de 1936, en CMQ Radio.

Desde entonces empezó, en serio, a estudiar teoría, solfeo y guitarra, en el Conservatorio de Música, durante tres años, lo que lo llevó al rotundo éxito, al ganar el primer premio en el programa “La Corte Suprema del Arte”, en “La eliminación de eliminaciones”, celebrada en el Teatro Nacional de La Habana.

Comenzó cultivando los géneros españoles pero finalmente se decidió por el tango con el que hace su debut profesional en 1941, por la CMQ.

Viaja a México en 1944 y a Caracas, Bogotá, Buenos Aires, en donde fue muy querido. Fue contratado como artista exclusivo de Radio Cadena Suaritos, una de las emisoras más importantes de Cuba, combinando tangos y el repertorio sentimental hispanoamericano.

En la década de los cincuenta, además de radio, cabarets y teatros, tuvo un programa diario de televisión, “El Album Phillips”.

Grabó marchas, boleros, guajiras, valses, pero se destacó en el tango, por lo que fue muy aplaudido hasta en Argentina, destacándose sus discos grabados, en 1945, con la orquesta de Rey Díaz Calvet (sello Panart); “Discos de Gardel”, en 1946, acompañado por la orquesta de Joaquín Mora (sello Panart), y otro acompañado por la orquesta de Américo Caggiano (sello Star).

Tuvo un escuchado programa de radio, junto a la también cantante de tangos Olga Chorens, llamado “Habla corazón”.

Fue elegido presidente de la Asociación de Artistas de Cuba, en 1959, lo que le duró muy poco, porque su defensa de los trabajadores artísticos contra el nuevo gobierno totalitario de los Castro y su denuncia de que era un encubierto gobierno comunista, le costó persecución, humillación, y la amenaza de ser llevado a prisión.

Manolo Fernandez, partió de Cuba hacia el exilio político, donde continuó cosechando éxitos, y murió, como decía Martí, “sin patria, pero sin amo”.

Dios lo bendiga, por regalarnos tanto talento y tanta dignidad.

Categoría: Música

Licencia: Licencia de YouTube estándar.

https://www.youtube.com/watch?v=JFaJyNHVf14

José Antonio Gutiérrez Caballero 

Miami, 06 de noviembre del 2017.

Anuncios